Edición 359

Woody Allen, el documental

PDFImprimirCorreo electrónico

Woody Allen, el documentalPuedo asegurar a todo aquel que se defina así mismo como cinéfilo, que este es un film imprescindible para conocer a fondo a uno de los cineastas más importantes de la última mitad del siglo pasado y del presente.

Allen es controvertido, no hace un cine multitudinario, su humor logra que el espectador no solamente experimente un buen momento y una carcajada, sino que muchas veces obliga a pensar y el gag trascienda el momento vivido.

Lo mismo sucede con sus libros Cuentos sin plumas, No te bebas el agua, Pura anarquía, etc...

Allen ante todo es un escritor, ya sea de chistes, gags, comedias, dramas bergmanianos, ese es su origen, su razón de ser.

Woody Allen, el documentalWoody Allen, el documental, nos permite entrar en su vida desde pequeño, lo iremos acompañando desde sus inicios cuando escribía chistes para diarios, sus trabajos iniciales como guionista para diversos shows hasta llegar a ser tallado por Jack Rollins y Charles H. Joffe, sus representantes. Y aquí el director del film, Robert Weide, inteligentemente nos permite explorar otra arista; la de aquellos que lo guiaron y le permitieron sabiamente desarrollarse hasta transformarse en el ícono que les guste o no, el cine que hace, es respetado como uno de los más grandes y prolíficos directores de la historia.

El film irá disecando a Allen casi en su totalidad, con escenas de algunos de sus films más conocidos y la opinión de todos aquellos que lo conocen, amigos y los que trabajaron a sus órdenes.

El comentario formal, la reseña terminó, lo que corresponde lo tienen en los renglones anteriores, ahora vamos a lo que siento con este film, lo que pasa por mis afectos porque en definitiva Allen me acompaña desde hace mas de 40 años cuando vi Bananas ( 1971) y me transformé en un seguidor incondicional de este pequeño y genial antihéroe.

Woody Allen, el documentalAllen es un escritor y guionista de excepción, incomparable, cuando adapta la obra de teatro Sueños de un seductor y la lleva a la pantalla en 1972 me encontré con una película que trascendió la comicidad mostrando la incapacidad de un individuo para enamorar a una mujer si no buscaba un modelo a seguir y el elegido era Humphrey Bogart . Me pareció pese a ser caratulado como comedia que elegía el trasfondo del humor para disimular el drama interno del personaje pese a su reivindicación final.

Allen se vuelve Bergmaniano con Interiores, con Hanna y sus hermanas, y según mi humilde opinión hay dos obras fundamentales en su filmografía Annie Hall y la incomparable Manhattan.

Allen tiene su público, los que lo seguimos, los que cautivó en una época culturosa pletórica de histeria psicoanalítica y nos deleitábamos con libros tales como El Arte de Amar y El Miedo a la Libertad del psicólogo y filósofo humanista Erich Fromm.

Es importante el momento en el cual Allen penetra con su obra e impacta en determinado estrato de la juventud. Crimenes y Pecados (1989) Una genialidad con Martin Landau.

Woody Allen, el documentalHay mucho para escribir acerca de Woody Allen y mucho más para debatir acerca de su obra; veamos por ejemplo Melinda y Melinda (2004) dos visiones, el drama y la comedia sobre un mismo tema y casi en paralelo.

Match Point (2005) Sin palabras, una obra maestra.

Medianoche en Paris (2011) Una oda a Paris, una fantasía incomparable cargada de ternura y melancolía.

Y me quedo corto de palabras, pero Woody Allen comprende todo aquello que uno comprende puede ser logrado en el cine de autor, por eso recomiendo Woody Allen, el documental, porque para aquellos que tenemos cierta edad nos trae al presente parte de nuestra juventud y para aquellos que no lo conocen una buena oportunidad de ver y escuchar a un genio y su paulatino desarrollo hasta el presente y con curiosidad comenzar a buscar y a disfrutar su obra que no es poca.