Edición 368

Wolverine inmortal

PDFImprimirCorreo electrónico

Wolverine inmortalTomé contacto con el director James Mangold en 1995 en Copland, un policial negro con un elenco excepcional; y un Sylvester Stallone con varios kilos de más, tomando el rol de policía sordo y algo corto de razonamiento, curiosamente realizando un trabajo de actuación memorable.

Su trayectoria continuo con Inocencia Interrumpida, luego la excelente remake El Tres de las 3,10 a Yuma y Johnny & June con Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon.

Así llegamos a The Wolverine, conocida aquí como Wolverine Inmortal donde Mangold se hace cargo del atormentado superhéroe y no defrauda como en el anterior y lamentable Wolverine Origins.

En este caso, la historia continúa la trilogía X Men, lo cual adquiere cierta lógica; nos retrotrae a 1945 en el instante en que Estados Unidos arroja la bomba sobre Nagasaki y nuestro héroe salva a un soldado japonés.

Y ya regresando a la actualidad ya convertido en un anciano, el mencionado soldado transformado en un poderosísimo empresario a punto de morir ofrece liberar a Logan (Wolverine) de la maldición que acarrea: la inmortalidad.

Wolverine inmortalEsta historia está basada en un comic de 1982, llamado A Ronin's Story, escrita por Chris Claremont y Frank Miller es adaptada con justicia por el guionista inglés Mark Bomback y Scott Frank, a quien seguramente recordaran por la excelente Minority Report.

Miller, a mi criterio uno de los más grandes escritores de comics de la actualidad, no se caracteriza por una visión simplista de los personajes en sus comics, el trasfondo psicológico y la oscuridad muchas veces invaden a los mismos y Wolverine Inmortal no es una excepción.

Logan desde el principio tiene esa dualidad del héroe torturado por su conciencia, en este caso la muerte por mano propia de Jean Grey; que quiere abandonar su impronta.

Y en su sueños la tortura tiende a lacerarlo en forma constante, la posibilidad de sanación del daño a su cuerpo no es comparable al dolor psicológico que acarrean sus culpas.

El film es atrapante, la coreografía de las escenas de acción impecable, Mangold es un maestro del timing y de alguna manera elimina los grandes efectos especiales dando lucimiento a Hugh Jackman y a los actores que lo acompañan y aquí me detengo para hacer una enumeración de algunos de ellos:

  • Wolverine inmortalHiroyuki Sanada, en El Último Samurai, es quien enseña a Tom Cruise a manejar la katana.
  • Famke Janssen, Jean Grey en los films de X Men.
  • Will Yun Lee, a quien vimos en la remake de Total Recall y a la actriz soviética Svetlana Khodchenkova, conocida por su rol de Irina en la nominada al Oscar, El Topo, junto a Gary Oldman.

Un consejo, no tiene sentido ver este film en 3D. Wolverine Inmortal me gustó, no defrauda, la trama es intensa, la acción a raudales, las características oscuras de Logan/ Wolverine y el enojo consigo mismo que trasciende hacia todo lo que lo rodea y lo caracteriza tanto en comics como en los films de X-Men, está atenuado pero es coherente con los peligros que enfrenta y se desata con ferocidad cuando es preciso.

Atención: no retirarse de la sala. Hay un jugoso adelanto de X-Men Days of Future Past, para el 2014, dirigida por Bryan Singer a medida que corren los títulos.

Trailer: