Edición 364

Los amantes pasajeros

PDFImprimirCorreo electrónico

Los amantes pasajerosTerminé de ver esta última comedia de Pedro Almodóvar y la sensación clara e inequívoca es que acabo de presenciar uno de sus peores trabajos.

La historia es sencilla, un vuelo de la Aerolínea Península debe viajar de Madrid a D.F.

Un desperfecto en el tren de aterrizaje augura una situación complicada a sabiendas desde inicio que el avión jamás llegara a México y que esta dando vueltas esperando pista para intentar un aterrizaje forzoso. Tal el conflicto.

En el interior del avión la clase turista, azafatas incluidas, fueron todos drogados con alguna bebida. Quedan los pilotos, la tripulación y unos pocos pasajeros en primera.

Una vidente virgen que está tratando de alterar su condición, una dominatriz que guarda videos de aquellos con los que estuvo jugueteando, un estafador profesional, un galán maduro con historias que no siempre terminan bien, un asesino profesional, y una pareja donde el joven lleva drogas en algún lugar del cuerpo y su esposa que duerme pasada de pastillas.

Los amantes pasajerosSi bien Almodóvar en general narra y muy bien por cierto algún culebrón intrincado y atrapante, que en definitiva es lo que esperé, en este caso se aferra a lo chabacano; y en exceso satura porque uno espera de un director tan interesante en general una producción a su nivel y aquí desbarranca absolutamente.

Veamos : el piloto es bisexual, el copiloto es gay a punto de salir del placard con una curiosidad irrefrenable, la tripulación está compuesta también por tres azafatos gay, uno de los cuales deambula por el avión bebiendo copiosamente.

También hay un número musical interpretado y bailado por la tripulación. En determinado momento preparan para paliar los nervios del pasaje un brebaje llamado Agua de Valencia que es una cava de champagne, jugo de naranja, vodka y ginebra y a eso le añaden mezcalina lo que provoca irrefrenables deseos de sexo entre los pasajeros, pilotos y tripulación.

Sinceramente esperaba más de este talentoso director español. Almodóvar nos regala un film cada dos años que genera expectativas de público y sus películas siempre tienen un fuerte contenido sexual, no siempre sencillo de digerir si uno no sabe de quién se trata.

Los amantes pasajerosPero en este caso la comedia es muy pequeña, como si la necesidad de filmar cada dos años forzosamente lo obligó a bajar varios peldaños de la calidad a la que nos tenía acostumbrados.

En general es un cast acostumbrado a trabajar con Almodóvar pero destaco algunos especiales.

Un bonus: la breve aparición de Antonio Banderas y Penélope Cruz.

Dentro del elenco del film destaco el papel de galán maduro interpretado por Guillermo Toledo a quién recordarán por el rol principal en Crimen Perfecto, de Alex de la Iglesia, y también el de Cecilia Roth, quién fue conocida como Chica Almodóvar desde 1980.

Javier Cámara en el rol de Joserra; quién trabajo con Almódovar en Hable con Ella y La Mala Educación.

Probablemente es dos años Almodóvar nuevamente nos sorprenda con alguna genialidad. Este disparate lamentablemente no es el caso. Para dejar pasar.