Edición 375

Hannah Arendt

PDFImprimirCorreo electrónico

Hannah ArendtEste film de Margarethe von Trotta completa una trilogía de mujeres pensadoras alemanas, que comenzó con Rosa Luxemburgo (1986); continuó en el 2003 con "Rosenstrasse", (La Calle de las Rosas) y culmina con este interesante film del 2012 con el detalle que Bárbara Sukowa trabaja en la primera y en esta también con el rol principal.

No es un film sencillo, Hannah (Hanover 1906- New York 1975) fue una de las pensadoras judeo alemanas independientes más controvertidas del siglo pasado, tuvo dos matrimonios, el primero con Günther Anders (m.1929–1937) y el segundo con Heinrich Blücher (m.1940–1970) y hago esta mención dado que su segundo esposo, es el que la anima a acercarse al marxismo pero en una postura absolutamente poco ortodoxa tal como se muestra en su obra Los orígenes del Totalitarismo.

Hannah ArendtTanto Hannah como Heinrich fueron profesores del New School from Social Research y es desde ahí donde Hannah será contratada para asistir en 1961 al juicio del criminal de guerra Adolf Eichmann.

Este es el nudo del conflicto.

Inteligentemente von Trotta, incluirá filmaciones del juicio, donde la cámara se detiene en Eichmann repetidas veces, en sus gestos, en sus expresiones, en la mirada y en las opiniones vertidas ante las preguntas de los fiscales.

Hago mención de estos detalles, porque tanto el espectador como Hannah podremos observar los detalles y la conclusión de la pensadora, que da pie a lo que ella denomina: la banalidad del mal.

Hannah ArendtCon lo cual uno puede estar de acuerdo o no, pero cuando la filósofa vuelca su visión posteriormente en sus escritos le valió el escarnio de la comunidad judía entera al afirmar que algunos de los líderes judíos tuvieron en la aceptación cierta responsabilidad en el exterminio.

Es un film magnífico que no ahorra en la polémica, la Arendt es una pensadora independiente y absolutamente consecuente con sus ideas y esa fuerza, esa lucha consigo misma, sabiendo por un lado que será inevitablemente atacada por todos los frentes conocidos y por otro que deberá mantener en alto sus convicciones porque en ellas cree, von Trotta, recrea en el film momentos Hannah Arendtúnicos tan solo esbozado en miradas y en el rostro enjuto de la protagonista.

El discurso en el New College de desagravio es magnífico.

Curiosamente aquellos que la aplauden y comprenden son los más jóvenes, sus estudiantes.

Reitero. Un gran film. Para extrapolarlo y pensar desde el año 1976 hasta el 83 en nuestro país, para comprender como es posible La Banalidad del mal que argumento sabiamente Hannah Arendt.

*Fotografías tomadas de: Ñ Revista Cultural, Mirdas de cine, e-cartelera