Edición 375

“Metegol” en palabras de su creador Campanella

PDFImprimirCorreo electrónico

“Metegol” en palabras de su creador CampanellaEl martes 5 de noviembre fue la cita para la rueda de prensa con el director Juan José Campanella, quien estuvo en Bogotá promocionando su nueva película "Metegol" y que llega a las salas de cine del país.

La rueda de prensa estaba citada para las 9:30 de la mañana, así que desde que salí para dirigirme al hotel Hilton de Bogotá, en la 7ª con 72 fue todo un correcorre.

Ese día la ciudad estaba totalmente colapsada. Aún así llegué puntual a mi cita y con nervios de ver a uno de los grandes del cine latinoamericano, y quien obtuvo un Premio de la Academia, "Óscar", por "El secreto de sus ojos", en 2010.

Mientras empezaba la rueda de prensa entró "El Beto", uno de los personajes de "Metegol" a saludar. Este personaje que en la versión de español neutro es el argentino, físicamente se parece mucho al "Pibe" Valderrama, aunque pensándolo bien, más a Tarantini.

Por fin entró Juan José Campanella, con su aire de argentino que es engañoso, acompañado del productor de la película, el colombiano Jorge Estrada Mora.

Buque de Papel le preguntó al director:

- ¿Alguna vez habló con Fontanarrosa sobre llevar al cine esta historia?

- ¿Cómo se adelantó el proceso creativo con Eduardo Sacheri, quien colaboró en el guión y a quien los mismos escritores deportivos argentinos consideran el mejor del momento en cuanto a poner en literatura, el mundo del fútbol, como hicieron en su momento el negro Fontanarrosa y Oswaldo Soriano?

- El ego en el fútbol siempre ha dado de qué hablar,especialmente con los jugadores que muchos llaman genios y otros excéntricos: Heleno De Freitas, Romario, George Best, Pelé a su modo, Maradona. A propósito, es inevitable hacer una comparación entre la celebración del gol de Grosso, con la desorbitada de Maradona ante Grecia, en Estados Unidos 94 ¿La personalidad de Grosso representa a alguno de esos jugadores que necesitaban del ego para jugar?

Fútbol y vida

Juan José Campanella es como la mayoría de argentinos, es más sencillo de lo que la apariencia nos muestra, es un hombre de mundo. Y con palabras sencillas habla de su nueva película.

"El fútbol es el contexto de la película, la historia transcurre en el fútbol. Pero la película no trata del mundo del fútbol, de los negociados, el mundo del fútbol profesional, no es una denuncia sobre eso. Yo comparo Metegol con Casablanca, ya que Casablanca es una película que transcurre durante la guerra pero no es una película de guerra".

“Metegol” en palabras de su creador CampanellaEn el campo del fútbol el director argentino asegura que no sabe nada del mismo, conoce los nombres de los equipos de Argentina, pero no es hincha en particular de ningúno. Por esto "no quería que solo hubieran chistes que solo entendieran los jugadores de fútbol o la gente que sigue el fútbol".

De la película le ha sorprendido, donde la han estrenado, la reacción de las mujeres. "Disfrutan la película como locas, incluso más que los varones, porque la historia de amor está mucho más presente, igual que la historia de amistad, de humor. Todo eso está más presente que el fútbol en la película".

También habló sobre cómo fue su experiencia de pasar de las películas con personas, donde se las dirige a las de animación. "Con las personas, le dices al actor, te corres un poquito para la izquierda, y ya está. En la animación le dices el mensaje a los técnicos y te dicen, 'el viernes te lo tengo'".

Para Campanella lo más complicado fue el proceso de espera. "La idea era hacer la película en un año, pero duró tres, y eso que las decisiones se tomaban cuando me reunía con las cabezas de cada grupo".

El proceso en sí, en palabras de Juan José, fue el siguiente: "en el primer año se tiene unos dibujos como de lego, el segundo año lo ves todo en blanco y negro, y después, en el tercero, ya puedes ver la escena completa".

“Metegol” en palabras de su creador CampanellaEn cuanto al costo del filme, el productor, Jorge Estrada Mora, comentó que "llega a los 20 o 21 millones de dólares, y aún está abierto, porque se hacen algunos cambios dependiendo del país donde se va a estrenar".

Y hablando del equipo de producción, tanto Mora como Campanella, consideran que tuvieron un gran equipo. "Venían al estudio por una mañana y se quedaban todo el día y volvían al día siguiente. Los animadores son como gitanos, además todos son menores de 30 años, así que no le ponen problema a andar por todo el mundo, algunos hasta querían aportar dinero para poder trabajar ya que sentían que aquí están haciendo la película que quieren", dice Campanella.

"En el equipo, tuvimos gente de todas parte. El primer bloque era de argentinos, como el 60 %; luego seguía el grupo de colombianos, entre los que está el animador principal, Rafa Jiménez. También había españoles, y a lo último tuvimos que contactar con un grupo de la India para hacer el render final", continúa Juan José.

"Metegol" la están estrenando en todo el mundo. Por eso Juan José y Jorge tomaron la decisión de que en cada país se haga una traducción de acuerdo al idioma nativo. "En español me hubiera gustado que fuera por ejemplo en colombiano, ya que cada país tiene su forma de decir las cosas, pero para Latinoamérica nos tocó hacerla en español neutral. En Argentina sí se vio con el acento argentino, aunque muchos dicen que prefieren el español neutral", comenta Campanella. Jorge Estrada nos cuenta que en la versión para Inglaterra "la voz de Amadeo la hizo Rupert Grint, Ron, en Harry Potter, y las voces de los comentaristas del partido las representaron los comentaristas de la BBC".

“Metegol” en palabras de su creador CampanellaLa participación de "Metegol" en los premios de la Academia para el año entrante, no se va a dar, ya que la idea de Juan José Campanella es estrenarla en Estados Unidos para que pueda competir con las películas de animación en 2015. "Para 2014 ya está nominada una película por Argentina", afirmó, al recordar que es el presidente del comité que hizo la selección.

En cuanto al Óscar que ganó, Campanella comenta que "fue más la expectativa, porque cuando lo recibes, lo primero que sientes es su peso, como 6 kilos, y luego ya pasó. Al día siguiente llegué con el traje que me prestaron en el vestuario de Dr. House, porque ni siquiera era mío".