Edición 386

Ciro y Yo, la historia no se puede olvidar

PDFImprimirCorreo electrónico

Es difícil no enamorarse de Ciro Galindo. Su bonhomía es aprueba de las bombas que la vida le ha puesto arteramente desde que nació en el Tolima y durante la violencia política de los 50.

O como cuando perdió a su hijo mayor, o cuando la guerra le arrebató todo, menos la esperanza. Sonríe genuinamente y se nota el amor que tiene hacia su hijo Esneider, quien tampoco duda en expresarle su cariño. Ambos son los protagonistas de sus vidas y que el cineasta Miguel Salázar recogió en la película que llega a las salas de todo el país este 25 de enero.

-Ciro, ¿qué lo hace vivir?, le preguntamos en la premier para periodistas. "La vida misma mijito, despertar y saber que estoy vivo para mi nieta", ríe.

Buque de Papel hizo estas entrevistas con Ciro, Esneider, Miguel, el reconocido politólogo León Valencia y la afamada escritora Piedad Bonnet:

El trailer:

Ciro respira bonhomía

Esneider habla de su esperanza, de su hija

El mensaje de su director

León Valencia destaca documental

Piedad Bonnet se sobrecoge

Sinopsis a cargo de su director

Miguel Salazar, director, narra la esencia del documental:

La vida de Ciro resume la historia de Colombia En Diciembre de 1996, durante un viaje que hice a tomar fotos a Caño Cristales en la Serranía de La Macarena, mi guía de 14 años, John Galindo, se ahogó frente a mí. En la noche, sin saber cómo decirlo, le conté a su padre, Ciro, que su hijo se había ahogado. Todo lo que pasó ese día, el destino refrendó con una amistad que hoy continúa. A donde quiera que Ciro ha ido, la guerra lo ha encontrado: sus hijos reclutados por los ejércitos de la guerra; desplazado en repetidas ocasiones; su esposa Anita, una indígena que murió de tristeza. Ajeno al sistema, pero víctima del sistema, Ciro ha liderado una heroica lucha anónima por vivir la vida bajo sus propios términos. A través de la historia de Ciro se puede comprender la historia de Colombia.

Él es un testigo privilegiado, en terreno, de una guerra que parece distante y confusa. Ciro Galindo nació el 29 de agosto de 1952 en Colombia. Fuera donde fuera, la guerra siempre lo encontraba. Tras veinte años de amistad con Ciro, comprendí que su vida resumía la historia de Colombia. Como tantos colombianos, Ciro es un sobreviviente, que después de sesenta años de huir de la guerra, sueña con vivir en paz y con dignidad.

*Con información de Black Velvet laboratorios.