Edición 386

Cómprame un revólver, luz verde en Cannes

PDFImprimirCorreo electrónico

Luego de su estreno mundial en el Festival de Cannes la crítica internacional reacciona positivamente frente a la película Cómprame un Revólver, de Julio Hernández Cordón. Estrena el próximo mes de septiembre.

La cinta es una historia de resistencia donde la relación de amor y protección entre un padre y su hija se enfrenta a todas las pruebas en medio de un desértico universo donde la inocencia y la esperanza son las herramientas para sobrevivir.

Filmada con sutileza, esta película del director de Te Prometo Anarquía, nos hace vivir intensas situaciones junto a personajes vulnerables envueltos en el miedo, en medio de un México atemporal y apocalíptico, donde las mujeres continúan desapareciendo, y su lucha por mantenerse juntos hace que los lazos familiares se hagan tan fuertes como la vida misma.

La película hizo parte de la 50 Quincena de Realizadores en la 71 edición del Festival de Cannes, que recién finalizó, donde fue recibida por la crítica internacional con numerosos comentarios positivos por parte de Indiewire, Screendaily y France Info, entre muchos otros.

La Quincena cumplió 50 años como una sección independiente y paralela, que nació como respuesta a las protestas de mayo del 68, donde han visto la luz las obras de directores disruptores y dispuestos a re significar los cánones narrativos como Rainer Werner Fassbinder, Hou Hsiao Hsien, Chantal Akerman, Bruno Dumont, Alejandro Gonzalez Iñárritu, entre otras fuguras claves del cine mundial.

En la película se muestra un México más cercano al presente que al futuro, en donde las mujeres están desapareciendo. Una niña llamada Huck usa una máscara para esconder su género. Ella ayuda a su padre, un adicto atormentado, a cuidar de un campo de béisbol abandonado en donde los narcos se reúnen a jugar. Su padre intenta protegerla como puede. Mientras Huck, con la ayuda de sus amigos —un grupo de niños perdidos que tienen el poder de camuflarse en el desierto— tiene que luchar para sobrepasar su realidad y combatir al capo de la zona.

La coproducción méxico-colombiana cuenta con la presencia de la compañía productora colombiana Burning Blue, liderada por Diana Bustamante y Jorge Forero y la productora mexicana Woo Films, las cuales se unen para sacar toda la potencia de una historia amorosa y cruda, que recuerda por momentos a Huckleberry Finn y Mad Max, pero con una profunda mirada latinoamericana.

*Con información de Black Velvet Laboratorios.