Edición 375

Inicio de año con esperanza

PDFImprimirCorreo electrónico

Inicio de año con esperanza¿Alguna vez te has puesto a pensar porqué cuando comenzamos un nuevo año, estamos llenos de esperanza de que las cosas serán mejores de lo que fueron en el pasado, o al menos que continúen igual, pero de pronto todas esas fabulosas nuevas ideas, propósitos y sueños se desvanecen como por arte de magia, dejándonos un sin sabor, un vacío o una gran frustración?

¿Qué será lo que realmente no nos deja lograr nuestros sueños? Muchas veces comenzamos con una gran energía, pero a medida que pasa el tiempo, volvemos a caer en la rutina, en la mediocridad, los problemas comienzan a aparecer y fácilmente nos dejamos abatir por ellos y nos sumergimos en una vida superficial, donde nos preocupamos de tener, más que de ser.

Si miras qué hay detrás de todo esto, te darás cuenta que quien está ahí es un temor a tu propio poder, le temes a tu vida y eso es lo que te bloquea para poder cristalizar grandes sueños y lograr tus propósitos eficientemente. Por eso, ha llegado el momento de tomar consciencia, identificar de dónde vienen esos miedos sintiéndolos profundamente para poder enfrentarlos y conquistarlos, ya que cuando los encaras y confrontas, ellos instantánea y súbitamente desaparecen, y tus sentidos que estaban empañados y nublados por miedo a cosas que no podías ver o que quizás tampoco querías ver, te ayudarán a ver el mundo tal cual es y no como tu temerosa y erróneamente creías que era.

Cuando tomas la decisión de enfrentar el miedo con fuerza, éste desaparecerá y nacerá una gran fortaleza y confianza dentro de ti e instantáneamente el amor florecerá en tu corazón; es igual que cuando enciendes una luz en la oscuridad, o cuando después de una noche larga y oscura llega el amanecer. El hombre le tiene miedo a lo que no puede ver, y eso se convierte en su peor pesadilla, en su fantasma. Por eso es tan importante identificar, confrontar y enfrentar tus miedos, y este es un momento perfecto para hacerlo, y comenzar este nuevo año disfrutando tranquilamente de tu verdadera esencia que es el amor.

Lo que viviste y lo que estás viviendo es el resultado de lo que ayer sembraste, si hoy siembras en tu corazón esos deseos ardientes vívidos, llenos de amor y empiezas a retroalimentar tu mente subconsciente con pensamientos positivos, creativos, llenos de entusiasmo, amor, alegría y felicidad, y te enfocas persistentemente en un plan de acción concreto, perfectamente definido y con un límite de tiempo corto para su realización, ineludiblemente tus ideas y tus propósitos se harán realidad; pero es la acción instantánea y tu fe en que ya lo has logrado, lo que te permitirá acceder a ese campo de la creación, realización y materialización, porque cuando el pensamiento y la emoción se unen, nace ese sentimiento que es generado desde tu campo electromagnético más poderoso que es tu corazón y ahí es de donde nace tu fuerza para materializar tus sueños.

Desea ardientemente desde tu corazón, manifiesta aquello con lo que sueñas, siéntelo, pálpalo, visualízalo, experiméntalo al límite, imagínatelo con todos tus sentidos cuéntalo a todo el mundo, píntalo en un papel y míralo fijamente visualizándolo con pasión, al menos tres veces por día durante 5 minutos, observando leyendo en voz alta tu plan de acción conscientemente y sintiendo que ya es una realidad! Ten Fe en Dios pero también mucha confianza en ti, en tus dones y persiste con mucho ánimo, entusiasmo y pasión insistentemente en la realización de tus metas.

Y recuerda... Nunca, nunca jamás dejes de soñar. Un gran abrazote.

*Los pensamientos, opiniones y expresiones de los columnistas son libres y no influyen, condicionan o significa el criterio editorial de Buque de Papel.