Edición 359

¿Último capítulo?

PDFImprimirCorreo electrónico

¿Último capítulo?Después de casi dos años de luchar encarnizadamente contra un cáncer en extremo agresivo, el Presidente de la República falleció el martes 5 de marzo en el Hospital Militar de Caracas. El miércoles 6 fue trasladado a las instalaciones de la Academia Militar flotando en una marea sollozante. El comandante Hugo Rafael Chávez Frías empezaba a transponer el umbral de la historia.

Todavía es muy pronto para juzgar asertivamente un personaje plagado de tantas aristas. Ya se encargará de hacerlo el tiempo. Incontestable fue su liderazgo arrollador basado en una personalidad polémica y guiado por un olfato que iba más allá de lo meramente político. Su primera campaña electoral, fue un viraje sugerido por el gurú izquierdista, Luis Miquilena, a la sarta de cuartelazos frustrados que conformaron parte de su trayectoria militar y antecedieron a la jornada civilista que lo designó Presidente de la República el 6 de diciembre de 1998 con más del cincuenta por ciento de la votación a su favor.

¿Último capítulo?Chávez llegó al poder secundado por las clases empresariales e industriales del país y el apoyo del sector popular. Hastiados de la corrupción adeco copeyana, los dueños del capital le tendieron la mano. Algunos vieron en él un títere que bailaría al son del momento, otros un hombre humilde y posiblemente agradecido. El hombre, la mujer, el niño que nacen, crecen y mueren colgados como arañas sobre el engaño del barranco o se desaguan en quebradas subsumidas, se le arrimaron esperanzados. Y les abrió los brazos sin asco para convertirse en el amigo y confidente de sus intimidades y muchas veces en panacea de sus miserias.

Cuando llegó al poder, Venezuela afrontaba graves problemas económicos, fractura institucional, corrupción desbocada y como siempre, utilización del de abajo por el de arriba. Ése fue el caldo de cultivo para el crecimiento descomunal de su popularidad. Encarnó muchos hombres metidos en un solo "venezolano surgido de las propias gargantas del pueblo", como solía decir.

¿Último capítulo?Su talento histriónico y comunicacional fluía como el agua haciendo soportables las más de seis mil horas acumuladas en sus cadenas tele y radio difundidas a lo largo de casi catorce años de exposición mediática. Fue el mejor comunicador popular que ha tenido el país, poseedor de una varita mágica que convertía en efectivas promesas que no cumplió jamás. El socialismo en transición pierde con él su mejor ideólogo. El suyo fue un régimen de economía centrada en el poder. Un ingreso calculado en 28 millardos de dólares percibidos durante siete años y manejados de manera discrecional, le aceitó cerraduras y conciencias. El 30 de enero de 2005, en el Foro Social Mundial de Porto Alegre, Brasil, anunció su intención de desarrollar el Socialismo del Siglo XXI. Su gran error: el retiro de Venezuela de la CAN con graves perjuicios para el país. Utopía promocionada con bombos y platillos: el ingreso irregular de Venezuela a Mercosur. Gran proyecto personal: creación de la alianza latinoamericana para los pueblos de América.

¿Último capítulo?Al inicio de su administración se mantuvieron los programas compensatorios del gobierno anterior. En el 2003 la política social cambió para estructurar las misiones materializadas en el 2012 mediante la Ley Orgánica del Trabajo aunque todavía los regímenes de pensiones y salud no aparecen. Comenzó su gestión inspirado en políticas encaminadas a saldar la deuda social contraída con los desposeídos por todos los gobiernos del país y en tal sentido se movió al principio. Lamentablemente, mareado por el exceso de poder y dinero, devino en un gobernante individualizado y autocrático, solo abierto a la adulación personal. De no haber muerto, la economía venezolana en declive habría contribuido a liquidarlo. Dotado como pocos para jugar y ganar, sucumbió al jaque mate asestado por la inexorable y delirante condición humana.

*Los pensamientos, opiniones y expresiones de los columnistas son libres y no influyen, condicionan o significa el criterio editorial de Buque de Papel.

Imágenes tomadas de:

Diario Matutino Cambio de Puebla, El Mundo, Terra, Diario la Voz, Correo del Orinoco, Corresponsales del Pueblo, ElEspectador.com, Excelsior Especiales, Empresate, Contra Injerencia, Odisea Azul, CMHW, Octavo Día, Ultimas Noticias, El Republicano Liberal, Directorios Zulianos,