Edición 375

No nos engatillarán el imaginario, ¿un foro desapercibido?

PDFImprimirCorreo electrónico

No nos engatillarán el imaginario, ¿un foro desapercibido?De barba, pelo y alta pipa llegó el poeta. Nunca habló, por lo que no supe de sus versos difusos o de su gusto caprichoso de antojarse fingidos paraísos. Digo poeta porque como lo dijo el Lelo gris: "porque me ven la barba y el pelo y la alta pipa dicen que soy poeta...". Junto a él, actores y actoras del arte, de todas las artes y más allá de ellas.

Sonrisas implacables y fingidas; movimientos seguros y dudosos, inseguros, a cualquier velocidad; encuentros y desencuentros; desvaríos, delirios, quimeras y sueños entre ensueños; inicios, proyectos, bosquejos, esbozos y preludios; finales, remates, desenlaces y consumaciones. Cientos de representantes de lo mejor y peor de la humanidad en un mismo lugar: Foro de Arte y Cultura para la Paz.

Tres días de reflexión

Del 26 y el 29 de marzo se realizó en Bogotá el foro Arte y Cultura para la Paz en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de Bogotá. El evento, organizado por el Movimiento de Artistas por la Paz y el Instituto Distrital de las Artes –IDARTES- giró en torno a la reflexión sobre arte y cultura en la paz; arte e historia en el relato del conflicto; institucionalidad y políticas públicas para el arte y la cultura; movimientos sociales; nuevas ciudadanías y subjetividades; y proceso constituyente, entre otros.

Las conclusiones de los tres días del Foro no son nuevas: se afirma nuevamente que Colombia tiene el potencial suficiente para lograr una paz estable y duradera siempre y cuando se renuncie al olvido y el silencio. Se afirma nuevamente el potencial que tiene el arte para construir cultura de paz. Se afirma nuevamente que la melodía no se ha perdido y como lo dijo el poeta José Luis Díaz Granados el primer día del foro:

Se ha de poblar Colombia de sonrisas

Como estrellas de amor sobre la Tierra.

Llegará el día en que la sucia guerra

No nos engatillarán el imaginario, ¿un foro desapercibido?Solo será un puñado de cenizas.

Vendrá la aurora de agradables brisas

Donde el odio sombrío por fin se entierra,

Y todo lo brutal y lo que aterra

Ante la nueva patria se ara trizas.

Saldrá el sol para todos, cantaremos

Sones de paz y amor, caminaremos

Todos unidos como un tren de risas.

Entretanto, tengamos fe y luchemos

Porque pronto, mañana eso sabemos:

Se poblara Colombia de sonrisas.

El Foro de Arte y Cultura para la Paz estuvo acompañado de invitados internacionales entre los que se cuentan los españoles Stéphane Grueso Lenoir y Jesús Martín Barbero, los cubanos Roxana Pineda y Pablo Milanés, los argentinos Hernán de Vega 'La cabra' y Gustavo Santaolalla, el venezolano Juan Calzadilla, el brasileño 'Ferrez', el japonés Ko Murobushi y, representando a los Países Bajos, Ariel Sánchez Meertens.

Luego de foros, páneles, intervenciones artísticas y mesas de trabajo que recogieron las apuestas de uno de los sectores más grandes e importantes para toda sociedad, se clausuró con el concierto Arte y Cultura para la Paz, que hizo parte de la celebración de los tres años del Instituto Distrital de las Artes – Idartes, donde más de 4.000 personas acompañaron la consabida idea que el Arte y la Cultura son pilares fundamentales en la construcción de todo humanismo.

Silencio contra el silencio

Lo irónico de este Foro fue el gran silencio mediático al que estuvo condenado. El que los artistas, gestores culturales y trabajadores de la cultura se hayan reunido para plantearse su vínculo con la paz, es de una gran importancia para la construcción simbólica de la reconciliación en un escenario de postconflicto.

Cabe preguntarse el por qué de tal silencio. Podría tenerse como respuesta, que parte integrante y fundamental de este Foro, la tuvo el Instituto Distrital de las Artes – IDARTES, que ha sido pieza importante en el engranaje de la Bogotá Humana que ahora se quiere deshumanizar a punta del oscurantismo, de las fiestas bravas y las paredes sumisas.

Otra posible respuesta es que definitivamente para quienes manejan y dirigen la agenda noticiosa y de opinión pública en el país, el arte sólo es parte de las fiestas de payasos con que se amenizan las celebraciones de sus hijos, sus matrimonios y demás agasajos democráticos a los que nos tienen acostumbrados.

Nota: extraño que algunos defensores de la Bogotá Humana que sólo ven enemigos en la misma Bogotá Humana, aún no hayan salido a despotricar del Foro, seguro aún no se han enterado que lo hubo.

*Los pensamientos, opiniones y expresiones de los columnistas son libres y no influyen, condicionan o significa el criterio editorial de Buque de Papel.