Edición 370

Por sus hechos los conoceréis

PDFImprimirCorreo electrónico

Por sus hechos los conoceréisLas palabras son sabias aunque no estén en la Biblia ni en el Corán. Los hechos son tozudos, afirma el dicho popular. “A los hechos”, dice el juez en la Corte. “Obras son amores y no buenas canciones”, remata la novia al novio cuando le lleva serenata para borrar la traición y el manoseo.

Será lo que deberán hacer los electores en la contienda que se avecina en una semana. Está en juego un parlamento que podrá seguir los malos ejemplos de éste que está por terminar. Pactos secretos, apoyos de bolsillo, conciertos infernales con el hampa, avales de gamonales y responsables de la crisis ética, social y económica en que nos debatimos.

Las campañas no se hacen a campo abierto, porque la inseguridad democrática no lo permite y sólo oímos cuñas y vemos caras y puños en las vallas que se nos atraviesan como elefantes en las vías. Todo mundo estaba con los ojos y la mente fijos ante el veredicto de la Corte que invalidó la ley ominosa del referendo. No nos hemos repuesto del sorpresivo y sesudo fallo que puso a buen recaudo la tercera reelección, cuando ya suenan los clarines de las sirenas que nos llaman a votar por sus intereses y el sueldo inalcanzable de 22 y tantos millones que se gana cada curul.

El pueblo colombiano no puede dejarse engañar. Las caras de los afiches y las cuñas pagadas no nos dicen la verdad ni dejan ver sus colas. Detrás de cada promesa política hay una sonrisa mefistofélica y una cruz en los dedos de los pies. Contados con los dedos de una mano son los que pueden mostrar una hoja de vida limpia y certificar que harán lo que hoy prometen. No nos hablan de alianzas nefandas ni desayunos elegantes en palacio. Nadie ve lo que hay detrás de la corbata y ni el rosario de mentiras entre la manga del saco de paño de estas sonrientes caras y cabezas bien peinadas. El lobo no da dentellada antes de cazar pero cuando tiene a su presa, mata, como dice la cuña.

Sólo habrá que ver el bando en que se encuentran y qué candidato respaldarán en las próximas elecciones para saber algo de sus intenciones. Los falsos positivos son un santo y seña, Agro Ingreso Seguro es otra oculta consigna, el transfuguismo y la manguala contra la Constitución y las leyes son dos pésimos antecedentes que se pueden repetir. El cabro siempre vuelve al monte, dice otro dicho popular. Quienes se llamarán padres de la Patria no pueden, impunes, seguir procediendo así. Las limosnas y las colas para recibir un pago en el banco no pueden tapar un régimen ni comprar millones de conciencias.

Del Consejo Electoral, de la Procuraduría y las Cortes esperamos veeduría y pronta justicia los ciudadanos inermes para frenar el paso a quienes intentan pasar orondos por encima de los hechos ocurridos y llegar en jet a viaticar y cobrar las dietas más altas de América y del mundo en este país tan pobre y con la amenaza de dos TLC.

*Los pensamientos, opiniones y expresiones de los columnistas son libres y no influyen, condicionan o significa el criterio editorial de Buque de Papel.