Edición 353

¡Despierta en el nuevo año!

PDFImprimirCorreo electrónico

Con el fin de año e inicio de 2011, y las fiestas tradicionales como la Navidad, algunos se ponen tristes, melancólicos o depresivos y otros se llenan de alegría, ilusiones y comparten felizmente el espíritu de esta época. La mayoría de las personas no quieren entender que la felicidad no es lo que sucede, cuando todos los planes, metas y sueños se cumplen o cuando  todas esas ilusiones que tanto se desean finalmente se hacen realidad. Si en la Navidad y en el nuevo año entiendes que tu vida y tu felicidad están basadas únicamente en lo que estás sintiendo y en lo que está sucediendo en este momento, lo cual viene de lo que estás pensando, instantáneamente tu vida cambiará.

¿Alguna vez te has puesto a pensar cuáles son las cadenas mentales que te amarran? o ¿Cuáles son esas creencias que te hacen sufrir tanto? Quizás estás anclado al pasado pensando en que ésta no era la vida que querías vivir, que alguien eligió por ti para que fueras, no lo que querías ser, sino lo que esa persona quería que fueras; o quizás te estás amargando por heridas que llevas en el alma y traumas de tu infancia; o peor aún, la relación que tienes con tu pareja o seres queridos no te llena, ni te aporta nada positivo a tu vida, ya que te genera una gran tensión; o finalmente no le encuentras sentido a tu vida, ni disfrutas tu trabajo y  sientes un gran vacío en tu interior, y parece que la rutina te está esclavizando y quitándote la alegría de vivir.

¡Despierta en el nuevo año!Si por alguna razón estás cayendo en una de estas situaciones, sólo te puedo decir que DESPIERTES DE UNA VEZ POR TODAS EN EL NUEVO AÑO, ya que si estás sufriendo, es debido a tu inconciencia. Llegó el momento de elegir qué quieres sentir, y aprender a pensar y liberarte de esa basura que estás cargando, que te hace sentir culpable. Debido a esto, un día haces el papel de verdugo enjuiciando y criticando despiadadamente a los demás y al otro día, haces el papel de víctima, extorsionando y manipulando a tus seres queridos, convirtiéndote  en un vampiro emocional.

Si observas qué hay detrás de todo esto, encontrarás que la causa que te paraliza, que te vuelve dependiente emocional, que te hace aferrar y apegarte sin sentido al exterior, es el miedo. Muy posiblemente, miedo a perder tu comodidad, a la soledad, a no ser aprobado ni reconocido en tu grupo social o familiar, miedo al fracaso o a experimentar e innovar otras alternativas, miedo a las críticas y murmuraciones o miedo a equivocarte.
Por eso hoy, elige vivir intensamente y enfrenta tu miedo, que es cobarde, ya que cuando lo enfrentas el fantasma del miedo huye y desaparece, pero si no le das la cara, terminará aplastándote y haciéndote vivir una vida miserable. Por eso, la solución es simple: en silencio observa, entiende y comprende de dónde viene tu miedo; cómo es, de que creencia viene, cuestiona tu creencia y cámbiala, y espontáneamente como por arte de magia tu miedo desaparecerá, y podrás encontrar nuevamente el amor que ha estado opacado por ese miedo tonto, y así darle un nuevo aire y sentido a tu vida.
¡Despierta en el nuevo año!Entiende que no has venido a este mundo a cambiar a nadie, sino a entender, comprender y amar a los demás, y si dejas de manipular y controlar y dejas que todos hagan lo que quieren, encontrarás una gran paz en tus relaciones. Tu gran desafío es encontrar a partir de hoy el amor en cada cosa que haces y tu gran reto es conocerte a ti mismo y vencer todos tus miedos, y así podrás demostrar y dar todo ese amor y empezar a gozar de tu vida, sin preocuparte del pasado que ya pasó y del futuro que aún no ha llegado.
Y recuerda… Nunca, nunca jamás dejes de soñar.

Un gran abrazote.