Edición 355

La Niña se va, pero ¿qué pasa con lo que queda?

PDFImprimirCorreo electrónico

La Niña se va, pero ¿qué pasa con lo que queda?Culmina el invierno, empiezan a verse días soleados, pero ¿qué pasa con los estragos que dejó?

De acuerdo con el IDEAM, la región Andina inicia el proceso de transición a la primera época de sequia del año y que tendrá una duración de tres a cuatro meses. En los últimos días el país ha tenido días soleados con lluvias tenues en las tardes. Boyacá ha sido uno de los departamentos, que después de ser cruelmente atacado por “la Niña”, se puede decir que hoy goza de ser beneficiario de ese nuevo cambio en el clima.

Las situaciones que se dieron por causa del invierno en el país fueron desastrosas. Aunque ya está cesando vemos cómo en la región Pacifica, “la niña” sigue arrasando con las casas e incluso con las  vidas de los residentes de la región, y que piden a  gritos que la lluvia cese; pero solo con la paciencia y las oraciones se colma la esperanza para un nuevo día de no lluvia.

En estos cinco o seis meses de solo agua, el país dio un vuelco total, los campos se convirtieron en humedales, se perdieron cosechas, las montañas descendieron, las casas se inundaron, se perdieron vidas. La preocupación no fue solo de los directamente afectados: el Gobierno del  Presidente Santos, con solo unos meses de gestión,  veía cómo el país se estaba derrumbando en un santiamén. Colombiana Humanitaria fue la campaña que se inició para ayudar a los más de dos millones de colombianos afectados por la ola invernal.

En Sogamoso las iglesias, las juntas de acciones comunales y la emisora del municipio, Sol Stereo, llevaron a cabo una ayuda comunitaria en el Parque de la Villa, parque central de la ciudad, para todos los afectados por las lluvias, donde recibían cobijas, alimentos no perecederos, colchones y toda la ayuda que se le pudiera brindar a todas estas desafortunadas personas; a lo cual la ciudadanía tuvo una grata respuesta. La colaboración fue inmediata y pronto las mesas para la recolecta de ayuda se fue llenando de la caridad y la solidaridad de los sogamoseños.

La Niña se va, pero ¿qué pasa con lo que queda?Hace unos días les conté la situación que se estaba viviendo en la vereda de Sogamoso, Venecia. Donde la lluvia se encargo de inundar casas y dejar las calles repletas de arena, por el desbordamiento del lago donde suelen lavar el material. Hoy cuando el invierno se está quedando atrás la ciudad tiene un olor desagradable y las enfermedades y virosis han aumentado.

Según Juan Camilo Ostos, hijo del alcalde Juan Carlos Ostos, la ciudad está haciendo las gestiones para la mejoría del sector. Gracias a Colombia Humanitaria  fueron recolectados $1800 millones, con los cuales la alcaldía construirá un recolector al sur del municipio, el cual se encargará de recibir las aguas lluvias del sector, beneficiando así a los sectores más afectados, como  Venecia, Vanegas,  la zona  la universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC) y el  barrio universitario, etc.

Al preguntarle por el alcantarillado del sector de Venecia, Juan Camilo Ostos respondió que el alcantarillado no se arruinaba por viejo, sino, por lo que ya se sabía: el taponamiento a los desagües que causa el deslizamiento de la arena. La gestión de la alcaldía por las areneras fue el colector del sur, según el hijo del alcalde.

Por otro lado, la alcaldía construirá el alcantarillado de la vereda  Vanegas, sector que hasta hoy no cuenta con el servicio y tiene que manejar sus aguas residuales en pozos sépticos.

La Niña se va, pero ¿qué pasa con lo que queda?El 18 de mayo pasado, el Ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, estuvo en la ciudad y en una reunión con el alcalde Ostos; el gobernador de Boyacá, José Rozo Millán y el representante a la asamblea, Carlos Arturo Caro, discutieron sobre la situación por la que pasaba Sogamoso y sus alrededores. Cuenta Juan Camilo Ostos que la conclusión de esta reunión fue la suma de $1.250 millones para la atención de las diversas emergencias que generó la ola invernal. Además de $250 millones más para la atención de la salud pública, fumigaciones en la ciudad y vacunación de sus habitantes, por parte del Ministerio de Protección Social.

Pero ¿Qué pasa con la explotación de las areneras? Según Juan Camilo Ostos, Corpoboyacá suspendió la licencia de explotación en la zona. Hay que ver cómo se dan las cosas después de esta época de verano que se avecina. Dios quiera que la plata que entró a la alcaldía sea bien manejada y todos los problemas que dejó el invierno que se va, no se vean en uno próximo.

Por ahora, bienvenido sea el verano el cual le da un respiro, no solo a Sogamoso y a Boyacá, sino a Colombia entera. Igualmente que, así como Sogamoso, ojalá en el próximo invierno se puedan ver los arreglos que, según el Presidente Santos, diferentes gobernadores y alcaldes, se llevarán a cabo en este lapso de tiempo en todo el país. Que se vea la platica porque el fenómeno de la Niña se va, pero ¿Qué pasa con lo que queda?

*Los pensamientos, opiniones y expresiones de los columnistas son libres y no influyen, condicionan o significa el criterio editorial de Buque de Papel.