Edición 363

Ética VS Legalidad

PDFImprimirCorreo electrónico

Ética VS LegalidadCuando estaba sentado en las aulas universitarias, con gran asombro oí de labios de mis profesores de Derecho que en la interpretación jurídica no había lugar para la ética. Que la norma jurídica tenía un carácter tan especial que no admitía "intromisiones" de la moral y la ética.

Así, el abogado, cuando estudiaba un artículo o todo el texto de una ley debía atenerse a la letra, a su sentido estricto, o al "espíritu" con que había sido expedida, si había alguna duda. - ¿Qué significa el "espíritu"? ¿No es algo vaporoso y cercano a la ética de quienes concibieron el texto?, me preguntaba inocente yo (¡!)

Ahora, en estos tiempos de confusión, corrupción de costumbres, de desenfado social, vuelve la reflexión a la palestra: ¿Es sano que esté ausente la ética cuando se acude a la ley?

Nuestros máximos magistrados, los de la Sala disciplinaria, los guardianes de la corrección en el aparato judicial, se han prestado para el amiguismo y han llamado a su seno a sus camaradas para hacerles el favorcito legal de aumentarle sus pensiones.

Oh, si la sal se corrompe... Si se acude a los subterfugios de interpretación jurídica para decir que aquí todo es legal.

En la escala de los servidores públicos en la rama judicial, en el más alto lugar están los magistrados. Magistrado viene de maestro, de quien tiene autoridad, de quien vigila que todo se haga como ante los ojos de la República. Que no haya lugar a sospecha. Que todo sea claro y diáfano. Que no haya favorecimiento a unos pocos para gozar de la leche pública. Que no haya defraudación al erario, como dice la Contralora.

Habrá libros muy gordos, como ciertas novelas de hoy, que defiendan que la ética es enemiga del Derecho. La ética, ese espíritu que vaga cuando el hombre actúa consciente de la trascendencia de sus actos. Diferente a lo que dictan las reglas morales que se confunden con lo que se llama la "costumbre" en la sociedad. Algo parecido a lo que invocó hace poco uno de los Nule: "Es propio del ser humano ser corrupto". "¿Si lo hacen todos, ¿por qué no lo haré yo"?

Oh, sapiencia suma, de dioses humanados llegados a magistrados. Oh, enseñanzas preclaras de los maestros en las aulas cuando alguien empieza a estudiar derecho. Así no enseñaron Aristóteles ni Catón en la Escuela. Que la moral va por su lado y el derecho por otro camino. No sabía el alumno lo que ya practicaban los ellos en sus tronos dorados y con penacho negro en sus cabezas blancas.

¿Qué esperanza tendrá el colombiano sediento de transparencia y aburrido de tanta cojera en las leyes y tanta duda en la "alta" corte?

Razón ha tenido la opinión nacional de que se acabe con el Consejo Superior de la Judicatura que ha estado por debajo de las expectativas, del "espíritu" con que fue creado por la Constitución del 91 que era ser el ejemplo para todo el aparato judicial.

En:http://www.eltiempo.com/justicia/investigacion-fiscal-contra-varios-magistrados-y-ex-magistrados-de-la-judicatura_11017643-4

*Los pensamientos, opiniones y expresiones de los columnistas son libres y no influyen, condicionan o significa el criterio editorial de Buque de Papel.