Edición 353

Un modelo de Centro Educativo en Codazzi, Cesar

PDFImprimirCorreo electrónico

En el departamento del Cesar, en la costa Caribe colombiana, con una extensión de más de 22 mil kilómetros cuadrados y con  850 mil habitantes, existe un ejemplo de centro educativo para niños y niñas de estratos bajos de la población, donde enseñar no tiene costo, pero la construcción de futuro es grande.

 El municipio de Codazzi alberga a la Fundación Nuestra Señora de Las Flores, que cumple el propósito de ofrecer educación gratuita a los hijos de los colaboradores de la Hacienda Las Flores y a los hijos de otras familias de comunidades rurales y urbanas de la localidad.

La fundación imparte educación y gradúa alumnos bachilleres con énfasis en Agroindustria. Es por ello que las directivas de la empresa apoyan y suscriben convenios con las Universidades del país y el Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, para fortalecer la agroindustria de la región, a través de modelos educativos articulados entre el bachillerato y la educación tecnológica y/o profesional de los jóvenes rurales del Departamento.

Este centro educativo se inició hace 30 años por iniciativa de la señora María Victoria Dávila de Murgas, quien comenzó a hacer labores de alfabetización en la Hacienda Las Flores, dirigida a los trabajadores de la hacienda en esa entonces. En el quiosco de la hacienda (estancia), estos empleados comenzaron a descubrir las letras y pudieron leer y escribir gracias a esta gran iniciativa y son hoy por hoy los padres, tíos y abuelos de los 250 niños que asisten al plantel en la actualidad.

Transcurrido el primer lustro de labores en la hacienda, doña María Victoria vio la necesidad sentida en lo referente a educación básica, por lo que se abrió paso a la creación del Centro Educativo que inicialmente comenzó con primaria. También nació hace veinte años, la Fundación Hacienda Las Flores, Fundeflores, entidad sin ánimo de lucro, con el propósito de poder recaudar fondos para poder continuar con este esfuerzo y cristalizar aún más el proyecto.

Pero esto no se quedó allí. Gracias al monitoreo permanente, se detectó que una vez finalizada la primaria se perdía el contacto con los alumnos, y con miras a poder preparar a estos niños y niñas para un mejor futuro, se tomaron el trabajo de ir creando todos los años un nuevo nivel hasta que alcanzaron el grado once y poder graduarlos como bachilleres. El año pasado vieron los frutos de esta encomiable y persistente labor con la graduación de catorce jóvenes de estratos 1 y 2.

En el último año Fundeflores, la gobernación del Cesar y la Universidad del Cesar, realizaron un convenio para estudios de pregrado en los campos de Ingeniería Agrónoma, Mecánica e Industrial, donde actualmente estudian 12 de estos 14 jóvenes. Otro estudia en el Sena maquinaria Diesel y el último, gracias a su buen puntaje en el ICFES, logró una beca a través del ICETEX, para estudiar Medicina en Cuba.

Pudimos conversar con Claudia Ortiz Padrón, Directora de la Fundación Educativa Nuestra Señora de las Flores, sobre lo que traerá el Plan Nacional de Educación, o la nueva reforma educativa que prepara el actual gobierno colombiano.

 “Nos sentimos esperanzados que el Plan se convertirá en el soporte estructurado de la educación en Colombia, como modelo de desarrollo, y de esta forma las instituciones de educación garantizarán a los jóvenes estudiantes y a sus familias, sobre todo a aquellos que se encuentran alejados de las grandes urbes, el fácil acceso a la educación superior”, afirmó.

Aseguró que la responsabilidad social “es un tema de gran importancia en todas las empresas privadas y públicas del mundo y es la mejor herramienta para construir un mejor país”.

Recalcó que el Plan Decenal es un modelo que permitirá el desarrollo de los intereses educativos de todos los individuos y de las regiones colombianas.

“Consideramos conveniente que en el nuevo plan decenal se hayan tomado las medidas correspondientes para ajustar el modelo de evaluación y promoción de estudiantes (decreto 0230 de 2002), lo que permitirá promover estudiantes que hayan cumplido los estándares de calificación previamente establecidos. Cabe destacar que el modelo debe replantear otro tipo de medidas para aquellos estudiantes que no alcanzan los logros para ser promovidos a grados superiores. El plan decenal será una herramienta articuladora de la educación en Colombia, proyectará a las regiones a nivel nacional a través de la capacidad de sus jóvenes tecnólogos y/o profesionales, de igual forma se fortalecerá el desarrollo propio de cada región”, aseveró.