Edición 353

Ochenta y ocho años

PDFImprimirCorreo electrónico

Ochenta y ocho años¡Como se pasa la vida querido "Flaco", querido Puga! Si parece que fue ayer nomás, que venías a buscarme a casa y me llevabas de la mano por la "vía muerta" desde la calle Velazco hasta la calle Zapiola, allá en "La Curva" o en "La Algodonera", como llamábamos a los terrenos en donde estaba la cancha de Atlas.

Me dejabas junto a otros purretes en la canchita de "baby", que estaba detrás del vestuario de madera y mientras preparabas las camisetas que iban a usar los más grandes, arreglabas algunos viejos y deformados botines de fútbol, le pasabas un poco de grasa a la pelota para que no se seque el cuero y cosías algunas "papas" en las gastadísimas medias que ni color tenían de tanto lavarlas.

Iban llegando los jugadores y entre cargadas y risas, se frotaban las piernas con "aceite verde" para calentar los músculos y evitar los desgarros. ¡Qué cosa!

Vos, que nunca te quedabas quieto, te ibas a la cancha a sacar piedritas, pintabas las líneas con cal y ajustabas las redes de los arco. Luego volvías al vestuario, armabas el equipo, pegabas cuatro gritos, once puteadas y... ¡a la cancha! Todo un ritual. Hermoso, único. Inolvidable.

Porque eras así. Tu espíritu indómito que te permitía experimentar y curiosear libremente, sembrando para crear nuevos hombres, nuevos futuros. Estabas pleno de conceptos de avanzada, creías en todo aquello que estaba fuera de lo común y aceptabas los nuevos desafíos sin perturbarte.

Ochenta y ocho añosTodo esto aparentaba mostrarte como un desconsiderado para con los demás. Parecías egoísta, de mal carácter, emotivo y hasta casi violento. Porque eras impulsivo e insultabas con esa voz tan particular que hasta daba risa.

Aun así, con defectos y virtudes, te ganaste el respeto de todos, de propios y de extraños, de débiles y de poderosos. Y siempre fuiste coherente, algo muy difícil de ver hoy en día en los hombres.

Hoy, luego de 88 años, sigo festejando tu cumpleaños y me acompañan tus enseñanzas. Me acompañan tus palabras de aliento y tus gloriosas puteadas trepado en el alambrado:

"Vaya pibe y haga goles, que estamos perdiendo". "Pero qué carajo hace, usted es un pelotudo, péguele desde afuera". "Sí, muy lindo gol, pero casi se lo atajan".

¡Feliz Cumpleaños Ricardo Puga! Las semillas que ayer sembraste, hoy veneran tu figura y jamás te olvidan.

Yo te agradezco lo que me diste y le diste a todos los que pasamos por Atlas y por tu vida.

-In Memorian. 31/10/1924-.

*La foto fue tomada por Patricio D. Giordano y pertenece al último festejo de cumpleaños que le organizó la "Peña Ricardo Puga" de Atlas. Fue la última vez que se lo vio en público.

No podés perdértelo

Mira la "secuencia de fotos" del Gol N° 99 de WILSON SEVERINO, delantero de Atlas. Además, un abundante material fotográfico "como nunca lo viste", realizado por nuestro compañero: FIDEL LEAL.

Además, toda la info del partido de Atlas vs. Yupanqui.

¿En Dónde? * Amor por Atlas  

Envía tus comentarios a: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla