Edición 364

¿Mamá Naturaleza cura? Mitos y Verdades

PDFImprimirCorreo electrónico

Muchas veces escuchamos a las abuelas decir, ante la aparición de un orzuelo, de un dolor de cabeza, o enfrentarse a un golpe, que lo mejor son los remedios caseros, “la ciencia de la natura”, decían. Por eso, para el orzuelo no había Terramicina que valiera, sino frotarse con la saliva en ayunas y con la mano contraria; paños de agua fría en la nuca, para el dolor de cabeza; o pedazos de papa cruda empapados de vinagre encima del chichón o del golpe.

 Pues eso que creíamos era de nuestras abuelas en Bogotá, Cali, o Medellín, por no decir Barranquilla, también se ve en ciudades como Buenos Aires. Por eso, nuestros colegas de la agencia estatal Telam se dieron a la tarea de contrastar ese saber popular y tierno de las “nonas” con lo que dice la ciencia. Y el resultado, es que en algunos casos, la creencia popular sí salva vidas:

“Los anillos de oro no curan los orzuelos, los antojos de las embarazadas no causan manchas en la piel de los bebés, el chocolate no produce acné y el vinagre sirve para combatir los piojos, según un informe médico dedicado a evaluar la efectividad de esas y otras recetas populares.

Especialistas del Hospital Universitario Austral (HUA) realizaron un estudio sobre los mitos y verdades que rodean a la medicina y destacaron la importancia de hacer una consulta médica, ante la aparición de algunas patologías que suelen subestimarse.

El jefe de obstetricia del HUA, Ernesto Beruti, indicó que es "falsa" la creencia de que cuando no se satisface el antojo de una embarazada, el niño puede tener una mancha de nacimiento.

Beruti insistió en que esas manchas "no tienen ninguna relación con los antojos" y acotó que "si bien son comunes y en la mayoría de los casos desaparecen con el tiempo, hay algunas que deben ser evaluadas por el neonatólogo, el pediatría o un dermatólogo infantil" para analizar si son malignas.

En cuanto a que para atacar a los piojos no hay nada mejor que ponerse vinagre en la cabeza, el dermatólogo Alejandro Olivera, señaló que "es verdadero que el único remedio casero que fue evaluado como pediculicida fue el ácido acético al 5%, más conocido como el vinagre".

En ese sentido, Olivera reconoció en el informe médico, que "altas concentraciones de vinagre inhiben los movimientos del piojo luego de diez minutos de exposición", pero aclaró que "eso produce mucha irritación en la zona".

El especialista señaló además, que "el querosén no debe ser utilizado para combatir a los piojos por su toxicidad y su alto poder combustible".

Respecto a que los alimentos grasos y el chocolate pueden producir acné, el dermatólogo Mario Abbruzzese, aclaró que "no se logró encontrar una relación directa entre la ingesta de chocolate y comidas grasosas con la aparición del acné".

"De hecho, existen pocos estudios clínicos que evalúen la efectividad que tiene el restringir determinado grupo de alimentos o bebidas en la dieta para mejorar el acné", agregó el especialista.

En otro orden, el coordinador de Emergencias, Adrián Pirolo, explicó que también "es falsa" la creencia de que ante una quemadura hay que untarse dentrífico o manteca sobre la zona afectada o frotársela en el pelo.

Pirolo acotó que "ante todo, no hay que colocar sobre la herida ninguna sustancia casera, pues podría contaminarla, ser corrosiva o cambiar la apariencia de la zona y así entorpecer el diagnóstico médico".

El especialista indicó que "los primero que hay que hacer es lavar la quemadura con jabón blanco y agua por arrastre y consultar rápidamente al especialista".

El informe del HUA aludió también a la práctica de colocar sobre los orzuelos un anillo de oro previamente frotado para que desaparezca y en ese sentido puntualizó que eso es falso.

La oftalmóloga Anahí Lupinacci explicó que "el orzuelo es la infección de una de las glándulas del párpado que produce hinchazón, enrojecimiento y dolor" y agregó, que "allí se forma una lesión química con contenido grasoso y pus".

Lupinacci destacó que "aunque el tratamiento específico es un ungüento con antibióticos y corticoides, aquel contenido puede drenar espontáneamente o también hacerlo con la ayuda de calor sobre la zona afectada".

La especialista indicó que "el anillo sirve sólo como ayuda al tratamiento, no por ser justamente de oro, sino porque al ser frotado se calienta y ejerce el mismo efecto que una compresa tibia, como lo puede hacer un pañuelo recién planchado".

Sobre la afirmación de que el exceso de alcohol destruye las células del cerebro, el jefe del servicio de Neurología del HUA, José Bueri, reconoció que "es verdadero" y acotó que "el exceso de alcohol es capaz de causar daños, muchas veces irreversibles en distintos niveles del sistema nervioso".

Por otra parte, la creencia de que la forma de la panza de la embarazada indica el sexo del bebé, según Beruti "es falsa porque la única forma de saber el sexo del bebé es con una ecografía hecha a partir de las 16 a 20 semanas o a través de estudios genéticos cuando se realiza una punción de vellosidades coriales".

Sobre la recomendación de que después de comer hay que esperar por lo menos una hora antes de meterse en la pileta o en el mar, el médico Daniel Grassi dijo que "es verdadero porque después de comer hay un incremento de la irrigación sanguínea al aparato digestivo".

"Si nos metemos a nadar, también habrá un incremento de la irrigación sanguínea a los músculos y eso hace que el corazón tenga que trabajar más para poder aumentar la irrigación a esas dos áreas del organismo", finalizó el especialista”.