Edición 371

Ciudad de múltiples tonos

PDFImprimirCorreo electrónico

Ciudad de múltiples tonosJuntar la multiplicidad de voces que vienen del sector público y privado y ponerlas a conversar, para comprender por ejemplo, como se puede hacer sostenible y viable la aventura de hacer empresa desde el arte y la cultura es una tarea necesaria. Sobre todo en un sector en el que a veces la vocación es la marginalidad y la diatriba.

Si el destino de los creadores y los trabajadores de la cultura es ir dejando poemas y manifiestos tirados en busetas o expresados en fogosos auditorios dejemos que sea el tiempo que decante esa otra ruta. Son muchos los artistas que no creen en el concepto de industria cultural y allí siguen vivos, presentes y creando.

El Foro: Imaginar Cartagena: Diálogos con los artistas y gestores culturales que se convoco en la Universidad Tecnológica de Bolívar logro un mapa inconcluso de esa ciudad que alberga varias e importantes iniciativas, en el que se encuentra desde una carreta llena de libros que circula por todos los barrios promoviendo la lectura hasta festivales que traen lo más excelso del mundo literario y artístico. El discurso sensible que sale de estos proyectos culturales dejo aleteando el interrogante de cómo lograr articular al sector artístico y cultural de la ciudad, a quien le corresponde esa tarea y por donde iniciarla.

Ciudad de múltiples tonosEn el inventario de las buenas causas esta cuidar de esa diversidad de tonos y miradas que relatan distintas realidades que viven en el arte y la cultura. Allí se matiza las interpretaciones (a veces puestas en blanco y negro) y a veces se pueden afinar esos tonos para lograr un verso común. Acompañar desde espacios académicos cualquier intento por fortalecer el proceso de organización de este sector que también hace parte de su economía es un proyecto importante. Imaginar Cartagena nos mostró el empeño y el caudal de proyectos e iniciativas que brotan y que ya tienen una historia, ahora falta un salto que logre revelar desde esa articulación o agremiación hacia donde se hace indispensable centrar los esfuerzos y diseñar una política cultural para la ciudad y también para el departamento que no solo tiene que ver con proponer una agenda cultural o con generar espacios de formación sino también con generar una red que junte lo público y privado en algún tipo de instancia como se propuso en esta actividad académica.

Ciudad de múltiples tonosBogotá ha formalizado IDARTES una institución que maneja un importante presupuesto para las Artes y que dirige sus esfuerzos hacia donde los artistas y gestores culturales agrupados en formas legales y en sus consejos locales de cultura han ido planteando. Quizás un primer paso para mejorar las posibilidades de consolidación de este sector que aporta al desarrollo de la ciudad de Cartagena sea darle continuidad a Imaginar Cartagena para que sus actores y protagonistas se sigan escuchando, definan una agenda conjunta y puedan imaginar una instancia que concentre esa fuerza creativa y emprendedora dispersa.