Edición 359

Una imagen vale más que mil palabras

PDFImprimirCorreo electrónico

Una imagen vale más que mil palabrasBandas de todas facturas, en el día más ecléctico del festival. Recuerda a las raíces, los orígenes de la tolerancia musical. La lluvia mojó de nuevo y poquísimo público en el cierre con Living Colour. No obstante, estuvimos lo que debíamos estar y los neoyorquinos se fueron contentos, al igual que los seguidores del reggae de Junior Kelly y de los aficionados a los punquetos británicos de Anti-nowhere League.