Edición 359

What’s your favorite color?

PDFImprimirCorreo electrónico

What’s your favorite color?-Míster Vernon Reid, please, come here...

Y el hombre, que me miraba desde la puerta del camerino salió sin más y se dirigió hacia mí, detrás de las palmas que separaban la zona de prensa de los espacios acomodados para cada banda.

El aguacero que cayó había amainado y la sala se había desocupado. En un momento 500 personas se guarecían y no había por donde caminar.

-Hi, nice to meet you, mister Vernon-, dije al estrechar la mano de uno de los mejores guitarristas del planeta, compositor y alma central de Living Colour, la banda protagonista de Rock al Parque versión 19 y recibir su advertencia: "only one quiestion".

What’s your favorite color?Y empezó mi búsqueda por las palabras precisas con el inglés de muelle que tengo y que fuese medianamente entendible para un neoyorquino, que también tienen fama de hablar enredado. Pero además, manejar el i phone, teléfono que graba video, toma fotos, registra audio y sirve para más, menos para lo que debería ser: hablar, complicaba el asunto. No había señal aunque en beneficio del juguetito inventado por el finado Steve Jobs, el patrocinador del festival, Virgin Mobile, aplicó esta vez un bloqueador de señal.

Todo rápido y disparé: "Cumplen 25 años con Living Colour, con algunos momentos de separación y reunión, ¿qué siente sobre el paso de un cuarto de siglo haciendo lo que le gusta?

-Muchos recuerdos, muchas anécdotas, muchos sinsabores y alegrías. El CBGB viene a mi memoria, como también la vez en que Mick Jagger nos escuchó en una presentación, nos llevó a grabar un demo, firmamos contrato y nos fuimos de gira, como teloneros de los Rolling Stones, con la gira de su álbum Steel Wheels. Luego los discos que siguieron, la giras, y el comienzo de una verdadera hermandad. Hoy hacemos lo que hacemos entre amigos y se da uno cuenta que el tiempo pasó-, afirmó en su inglés.

Listo. Una pregunta, el hombre gira, nos estrechamos de nuevo las manos: have a good presentation tonight, dije.

-Sorry for my spanish, it's so bad. -¡Terrible! –, agregó al despedirse.

-My english too-, le aclaré. Paró y dijo: –No, man. It's good-, y entró al camerino. La tarea estaba hecha. Chocho de felicidad puse a rodar el video en el teléfono y me di cuenta que no grabó. Solo registró una foto algo desenfocada y los pies de uno de los mejores guitarristas del planeta cuando se alejaba.

Culto a la personalidad

What’s your favorite color?Bueno, en juego largo hay desquite. No pasaron diez minutos luego del intento fallido por tener el video de la entrevista con Vernon Reid, cuando detrás de las palmas vi a un hombre de baja estatura para el promedio gringo, con su cabello pintado de color plata y con una gorra de los años 20 sobre su cabeza. Miraba atento el movimiento de la sala de prensa, y de los periodistas haciendo su tarea con los músicos colombianos que también escampaban.

Esta vez me aseguré que el teléfono-cámara de video-grabadora de audio-hasta ducha, funcionara y me acerqué.

-Corey Glover, hi, nice to met you. Can I ask you a few questions?

-Yes, man, nice to met you too. Tell me...

Ah bueno. El tema mejoró. Un viejo maestro en lides periodísticas me dijo alguna vez que esto de preguntar y hacer lo básico, la reportería, es como montar en bicicleta: hay que practicar constantemente, pero jamás se olvida.

Y hablamos sobre su vida en estos 25 años con Living Colour, el nuevo disco conmemorativo de este cuarto de siglo haciendo música con sus amigos, de si se consideran o no los íconos de Nueva York, ante lo cual sonrió y con algo de pudor reconoció que sí. ¿Pudor, un hombre que tiene una voz privilegiada como lo demostrara unas horas después sobre el escenario a los colombianos que no conocen la música de Living y que ha ganado Grammys, fama, obvio que dinero? Sí, señores, estamos ante alguien a quien esa, la fama, no se le ha subido a la cabeza, y con una sencillez pasmosa y una amplia sonrisa, afirmó que bien se pueden considerar eso, un ícono.

What’s your favorite color?También aproveché para echar un vainazo a las emisoras que nos privaron de conocer de la música de Living Colour. Lo único que escuchamos de ustedes, le dije, fue "The Glamour Boys", la canción crítica a los yupis (The glamour boys wear the most expensive clothes/ The glamour boys are always at the party/ Where the money comes from heaven only knows...)

"Oh, no puede ser. Bueno, pero la escucharás esta noche y espero la disfrutes como todo el show", afirmó al despedirse. Otros chicos de medios se dieron cuenta de con quién estaba hablando y esperaban ansiosos su turno para grabar con Corey. Pero en verdad, no eran muchos.

Luego vino su presentación de cierre del segundo día del festival y demostraron por qué siguen tan vigentes, haciendo un verdadero culto a la personalidad, quizás su éxito más rotundo, con el perdón de los especialistas "livingcolourenses". Así que si me preguntan de nuevo cuál es mi color favorito, diré que Living Colour, sin dudar.

Aquí sí hay video. Y perdonen el inglés.