Edición 368

Rueda Lúdica

PDFImprimirCorreo electrónico

Rueda LúdicaLa calle puede llegar a ser un paraje por el que pasos van y vienen, pero en el que difícilmente la gente se encuentra. Ocurre lo contrario en el Cerro Sur de Suba cuando la Rueda Lúdica se toma varios de sus andenes y vías. El paso entre vecinos se llena de vida para alegrar a los más chicos y colmar de colores y risas sus barrios.

Desde temprano, en la Casa de Cultura de Ciudad Hunza los promotores y colaboradores preparan el andamiaje de la rueda. En un enorme baúl alistan rompecabezas, piezas de lego, trompos, lazos, yoyos, carritos, canicas y todo lo necesario para armar un motín de diversión.

Luego, la tiza traza cuadros en el piso para dar vida a la golosa, mientras banderines rojos, amarillos y verdes se entrelazan en los postes de la cuadra hasta donde gira la rueda ese día. Lista la rana, las cuerdas para brincar, el cucunubá, las pistas para carros, el lugar de juego de las "piquis" y la caja mágica. Entonces, algo más empieza a suceder: algunas caras se asoman por las ventanas de la casas.

De uno momento a otro y, atraídos también por las melodías que retumban en la cuadra, varios niños y niñas llegan hasta donde están los juegos. Para muchos de ellos es una de las pocas oportunidades de contacto con un entorno recreativo. "Quiero jugar carritos", dice Melisa, mientras Nicolás y Julián vienen corriendo hasta donde está Jennifer para preguntarle cómo se va a divertir. "En la rana y la golosa, los demás juegos los quiero probar porque no los he jugado", responde ella.

Rueda LúdicaPayasos y personajes fantásticos se suman más tarde a la diversión, unos para animar más la fiesta y otros para preguntar qué pasa. Como ese par de seres plateados que viajaron en el tiempo, desde el año 2500, en donde la gente está triste, vive encerrada entre aparatos, no saben qué son los derechos culturales y mucho menos cuáles son los juegos tradicionales, profundamente arraigados en la experiencias de juego infantil de antiguas generaciones en Colombia.

"Nos interesa que la gente se apropie de sus derechos culturales, que a través del juego participen en la vida cultural de su comunidad. Los derechos culturales no están fuera de los derechos fundamentales", dice Jorge Riaño, promotor cultural de la Casa de la Cultura de Ciudad Hunza y de este proyecto presente en el Cerro desde hace más de 15 años.

Respecto a la cultura

"La cultura es un modo específico del 'existir' y del 'ser' del hombre", mencionó Santo Tomás de Aquino al referirse a la significación esencial de la cultura. "La cultura es el desarrollo del hombre como un ser social, o sea, un ser consciente, creador, con espíritu de iniciativa", de acuerdo a lo consignado por los autores Kelle y Kovalzon en sus Consideraciones Teóricas acerca de la Cultura.

"La cultura es un motor del desarrollo impulsado por el crecimiento del sector cultural y de las industrias creativas y los beneficios derivados de la salvaguardia del patrimonio cultural material e inmaterial", postura de la Unesco respecto al tema.

En 1997 en Colombia, el Congreso de la República expidió la Ley 397, conocida como la Ley General de Cultura. Sin embargo, más allá de ser un mandato normativo, en esta Ley se consagra la cultura como parte integral de la identidad de los colombianos y las colombianas. En ella los derechos culturales representan un camino para que las personas puedan tener una vida activa dentro de sus comunidades.

Cuándo vuelve la Rueda

Rueda LúdicaDesde el 2007, y con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Rueda Lúdica tomó más fuerza en el Cerro Sur de Suba. A finales de junio y principios de julio de este año ha hecho presencia en los sectores: El Cóndor, Altos de la Esperanza, El Jordán, Ciudad Hunza, Guillermo Núñez, El Taberín, Comuneros la Palma, La Aguadita, Naranjos Altos, Las Flores y La Manuelita; para continuar su intención de afectar positivamente la cotidianidad del Cerro, llamar la atención de los padres de familia sobre la importancia de la lúdica en niños y niñas y lograr que vecinos y vecinas se reconozcan y compartan a través del juego.

Durante las próximas vacaciones la rueda girará de nuevo en el Cerro Sur de Suba. Los más chicos solo tendrán que salir frente o cerca de sus casas para pasar un momento alegre, en sintonía con su Derecho a la Cultura. No se necesita inscripción previa para -como lo dice el mensaje de Rueda Lúdica- "participar en la vida cultural y en el desarrollo como ser humano y colectivo".

Pie de fotos

Foto 1: La Rueda Lúdica y su magia de integración en una de las calles de Altos de la Esperanza.

Foto2: "Rueda" y "Lúdica" los seres del futuro que vienen a aprender sobre derechos culturales.

Foto 3: Los niños compartiendo y creando lazos de amistad en Rueda Lúdica.