Edición 367

“Mi mente sigue en la novela, en la ficción: mi mejor aventura”: Evelio Rosero

PDFImprimirCorreo electrónico

“Mi mente sigue en la novela, en la ficción: mi mejor aventura”: Evelio RoseroEvelio Rosero habla de su novela Plegaria por un papa envenenado que acaba de publicar Tusquets.

  • ¿Su mundo literario cambió después de haber ganado el premio de Tusquets?          En absoluto. Mi mundo literario es el mismo; los premios y entrevistas le ocurren a otro. Yo me llamo Evelio Rosero, soy escritor. Después de Los Ejércitos escribí sobre Simón Bolívar y después sobre el Papa Albino Luciani. Ahora he empezado otra novela, mientras el otro se hace cargo de viajar al Hay Festival. Mi mente sigue en la novela, en la ficción, que es mi mejor aventura. Por eso a veces me quedo abstraído, y la gente me cree un maleducado. "Cuando no ando en las nubes me siento como perdido" dijo el poeta.
  • ¿Continuó escribiendo con la misma disciplina de siempre?          Por supuesto. Incluso debo reconocer que el compromiso con el trabajo se ha incrementado; escribo más lento; pienso en mis amigos invisibles, los lectores, ojalá no los defraude. Pero pienso sobre todo en la amada, la primera que me lee, en mis hermanas y en mis amigos. Y pienso más aún en las palabras, son bloques de piedra, hay que tallarlas, son las amantes, suenan y huelen, me besan, me muerden y morderán hasta la muerte.
  • “Mi mente sigue en la novela, en la ficción: mi mejor aventura”: Evelio Rosero¿Qué hace cuando no llega la musa de la inspiración para un tema?          Busco a mis amigos, todos poetas, y ellos me ayudan con dos o tres noches de farra. Es como bañarse en río de agua pura.
  • ¿Cambió su mundo cuando leyó En nombre de Dios de David Yallop?          Sí, y por eso escribí la novela.
  • ¿Ese libro sirvió de inspiración para crear su más reciente novela Plegaria por un papa envenenado?          Es la base, la investigación histórica que apuntala la novela. Pero es sobre todo el descubrimiento de un gran hombre, el Papa Albino Luciani, que además de Papa era un lector voraz de novela y poesía, y también un escritor malogrado.
  • ¿Que fue lo que le llamó más la atención sobre este hecho que estremeció al mundo?          Los cambios radicales que se proponía Luciani. Francisco resulta pálido comparado con Albino Luciani. Por eso lo mataron.
  • ¿Cree que el Vaticano es un mundo extraño, raro, sofisticado, lleno de intrigas, trampas, Marcinkus y demás delincuentes de sotana?          Es otro Estado, y lo espiritual no es lo que prima. Cristo está relegado. Es un gobierno con todos sus dictámenes terrenales, en contra y a favor, con intereses al tanto por ciento, y crímenes, por fuera y por dentro. Yo tengo esperanza en Jesús, en su Palabra, pero en el Vaticano jamás la he tenido: mucho más cuando mataron al Papa Luciani.
  • “Mi mente sigue en la novela, en la ficción: mi mejor aventura”: Evelio Rosero¿Por qué inicia su novela con ese coro de prostitutas?          Porque así lo quiso la Musa.
  • ¿Su novela pretende mostrar una nueva versión sobre este envenenamiento?         No es una nueva versión, en puridad. Es la verdad terrible. Ya lo explica con creces el lúcido cronista: David Yallop.
  • ¿Es una novela que toca leer con guantes de seda y no contagiarse de las artimañas vaticanas?        En cuanto a mi trabajo, mi ficción, mi descenso a los infiernos, los diálogos que yo invento, en fin, mi plegaria, porque en realidad la novela pretende ser solamente una plegaria, yo solo pido que me lean con indulgencia.
  • ¿Que tema tiene en ciernes para su próxima obra?          Es algo incipiente, pero ya está allí, el personaje: palpita y se aproxima a mí, solo que todavía envuelto en tinieblas. Me aterra.
  • Imagenes tomadas de: Triunfo Arciniegas, Mlenio.com, Pasajeslibros.com.