Edición 371

Escuela Talentos Elizalde: pensar el fútbol en serio

PDFImprimirCorreo electrónico

Escuela Talentos Elizalde: pensar el fútbol en serioEste es uno de los ejemplos de hacer trabajo social con seriedad y organización en torno al fútbol y a las bases del mismo. 

En un pequeño campo de tierra y pasto al occidente de Bogotá, entre los barrios El Ferrol y los apartamentos de Villa Verónica, funciona el terreno de la Escuela de Talentos Elizalde.

En este sector bogotano, donde el fútbol de campo ha tenido diferentes épocas y tradición (Torneo de la Dimenor, Liga de Bogotá y Escuela de Fútbol Marsella), este proyecto crece porque se piensa desde la raíz, desde la base.

Su mentor, el ex microfutbolista y campeón mundial con Colombia en Venezuela, Wilber Elizalde, indica a Buque de Papel que el tema del fútbol es para pensarse en serio y ha sido su forma de vida desde que tiene uso de razón.

Elizalde, a quien apodaban "Pisinga" mientras jugó al micro, es hijo de uno de los reconocidos primeros arqueros de este deporte que nació finalizando los 60 y que es el único proyecto nacional del deporte que funciona: el torneo Mil Ciudades es el único torneo que prácticamente llega y se representa en cada uno de los municipios del país y cuyo nivel es tremendo. Por eso, las selecciones Colombia de este deporte son las que han llegado más lejos en representar al país en torneos mundiales de balompié.

Escuela Talentos Elizalde: pensar el fútbol en serio"Alcancé a jugar con 'Cacerolo' o con John Pinilla, referentes del micro", recordó.

El proyecto de su escuela nació para el microfútbol y con varios campeonatos a cuestas, Elizalde decidió ampliar el tema al fútbol 11 porque tiene más salida y se puede llegar a más muchachos.

El trabajo social de Elizalde es complementado con las pruebas que se realizan en cuatro ciudades colombianas, para reclutar futbolistas que pueden ir a probar a Banfield o All Boys en Argentina. Para ello se alió con New Camp, el proyecto de Leny Maturana, el sobrino de Francisco "Pacho" Maturana, quien estructuró la iniciativa y los jóvenes de sectores sociales deprimidos del país tienen opción de probar en serio con el balompié.

En marzo de este año, durante las pruebas para hacer la selección de chicos que finalmente viajaron a Argentina, se presentaron más de 400 muchachos de todas las escuelas de fútbol de Bogotá.

La pruebas también se extendieron a Cali, y en diciembre se volverán a efectuar, en la capital del Valle del Cauca, Bogotá, Ibagué y alguna del Eje Cafetero (Manizales o Pereira), aún por definir.

Escuela Talentos Elizalde: pensar el fútbol en serioJunto a Maturana, a las convocatorias asiste el profesor Fabián Arredondo, el preparador físico de All Boys, del barrio de Floresta, en Buenos Aires, hoy en la B Nacional. Dos de los chicos de Elizalde viajaron a Argentina con becas.

El proyecto también recibe el respaldo decidido de Óscar Trujillo Daza, vallecaucano, quien estuvo en inferiores del Deportivo Cali y de quien se declara hincha furibundo. Trujillo ayuda en la organización de las pruebas regionales, como en Cali, donde los resultados han sido los esperados.

Elizalde recalcó que este tema es de respeto y amor por el balón, el mismo que lo hizo jugar con total decisión y que ahora busca educar como futbolistas y como seres humanos a los muchachos y niñas que tiene en su escuela y con la que ya ha ganado torneos en Bogotá y Cundinamarca.

Precisamente quedaron campeones en el torneo de Arbeláez, Cundinamarca, y clasificaron a la final del torneo interescuelas de Suba Fontanar.

Elizalde recalca que este es un trabajo social, y que busca hacerlo crecer para darle oportunidad a los jóvenes de las ciudades y poblaciones del país que tienen que escoger entre la guerra y el delito, porque no cuentan con apoyo ni alternativas, como las que brinda el deporte, en este caso, con el fútbol.