Edición 359

Estamos quemando la casa

PDFImprimirCorreo electrónico

Estamos quemando la casa

Es uno de los estribillos tradicionales del reggae y que la agrupación Altogrado utiliza para significar el trabajo que adelantan, como colectivo, desde hace seis meses.

Ellos, al igual que los muchachos de Water Resist y los descendientes indígenas de Walka, afirman que no hay nada gratis en la vida, y sí mucho trabajo.

Su cantante, una nena de cabello a lo rasta dice con toda seguridad que son muy buenos y que saldrán adelante. Es más, revela que llevan tan sólo seis meses como grupo y ya lograron entrar a Rock al Parque.

“We´re burning the house”, repitieron, en los mensajes ante las cámaras de los noticieros especializados que cubren el certamen.

Hoy, en la segunda jornada del festival, en sus 15 años de existencia, es el turno del mensaje a la tierra, la ecología y el respeto por los ancestros, y qué mejor que los chicos de Walka nos expliquen.

“Es cierto que estamos acabando con la Pachamama (tierra) y por ello, nuestro mensaje y nuestra música busca hacer caer en la cuenta al ser humano de lo que se está perdiendo y las graves consecuencias de destruir la nave en la que estamos”, afirmaron.

Pero también hubo espacio para la crítica política y el mensaje contestatario, en especial con la persecución que viven los indígenas en Colombia y la minga o el pie de lucha permanente en el que están.

Reconocieron que la migración que tuvieron fue de carácter económico hacia la ciudad, y aquí fue donde defendieron sus raíces y las transformaron en música.

Ahora, los voceros de Water Resist también respondieron a cómo los jóvenes se están viendo metidos en la intolerancia, debido a la homogenización en la que se encuentra la sociedad, por las políticas del actual gobierno de Álvaro Uribe.  “La juventud ya expresa la intolerancia que se pregona y aplica desde la Casa de Nariño”, indicaron.

Recordaron cómo hace dos años se llegó a una guerra estúpida entre tribus urbanas, como los punketos y los “emos”, con muertos de por medio, y todo por un mensaje intolerante de los primeros hacia los otros. “Esa es una muestra de la intolerancia política en la que andamos”, dijeron.