Edición 359

Próceres masónicos colombianos

PDFImprimirCorreo electrónico

Próceres masónicos colombianosEn la Casa Museo Quinta de Bolívar, además de encontrar objetos valiosísimos que   acercan a la vida y las muchas  batallas que libro el  Libertador,  también hallamos múltiples exposiciones de temas curiosos que rodean la historia de la Independencia de  Colombia y América Latina. En esta ocasión el recorrido es por reseñas íntimas sobre masonería y el protagonismo de los líderes de la Independencia de Colombia que pertenecieron a estas nacientes sociedades secretas.

Uno a uno de los visitantes iban llegando a la casa museo, la mayoría expectantes y un poco ensimismados, haciendo rumores de los testimonios que habían escuchado.

El recorrido comenzó en la entrada principal de de la casa quinta con un una pequeña introducción acerca de la masonería, donde la expositora aclaró que  es muy poco lo que se sabe con certeza y de la cual se ha especulado mucho por los secretos y  misterios que encierra esta sociedad semi-secreta.

Como si fuera un hechizo, la brisa suave que de repente arrastraba por todos lados el olor de las flores del bello jardín que rodean la casa, se hacía cómplice para que los espectadores se quedaran capturados por la mística que encierran los testimonios tangibles e intangibles de la independencia colombiana que se vivieron en este maravilloso lugar.

Próceres masónicos colombianos

El comedor donde Bolívar celebraba las victorias. Foto Alvana Ríos Fonseca. Buque de Papel

Es en ese instante donde profundizan en las breves reseñas acerca de la comunidad secreta. Palabra masón que  significa: Albañil, y está constituida por símbolos representativos como la escuadra y el compás, instrumentos relacionados con la arquitectura. Sus ritos son heredados de tradiciones espirituales de la antigüedad y del Medioevo, donde Díos era el centro de todas las cosas.

Luego el grupo se dirigió al Salón de la Estufa, un espacio donde se hallaba una gran chimenea rodeada de muebles antiguos, cuadros,  una pequeña biblioteca y una mesa,  donde Bolívar estudiaba y hacia sus escritos. Allí se encontraba el único objeto representativo de la organización masónica.

Un gorro masón que perteneció al libertador, tejido en croché con una combinación de tres colores, el rojo que simboliza al sol, el amarillo y el negro representa a la luna y la muerte. Como también,  en la borla del gorro una estrella de ocho puntas que simboliza a Mercurio, que es la misma de los tres Reyes Magos y que significa la Vida y la Igualdad, principios fundamentales de la maonería.

Próceres  y masones en Colombia

Próceres masónicos colombianos

La masonería proclama la libertad, igualdad y fraternidad. Foto Alvana Ríos Fonseca. Buque de Papel

La masonería proclama la Fraternidad, Igualdad y Libertad, que también eran los mismos ideales por los que muchos líderes lucharon en la independencia.

“Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y Antonio Nariño son las figuras más representativas de la masonería en el periodo de la independencia, junto a Thomas Cipriano de Mosquera, pero este último va hacia mitad de siglo. Todos estos líderes iniciaron en la masonería por el precursor, el almirante venezolano Francisco de Miranda, quien desempeñó un papel muy importante en los movimientos de la independencia debido a su gran trayectoria militar en la libertad de Estados Unidos y en la Revolución Francesa.  Este señor en el puerto de Cádiz, como en Centroamérica y  en las Antillas estaba muy pendiente de todos los que  viajaban, de todos los ilustrados o quiénes tenían un conocimiento de la elites americanas y formo la “Gran Logia de la Reunión Americana”.

Pero más allá de eso, no es muy posible asegurar que se hayan constituidos logias masónicas específicamente para luchar por la independencia, que es algo coyuntural. Sólo buscaban unas reformas, mayor participación política, bajar los impuestos y había otros ideales, como hablar de política, de religión y solidaridad”, afirmó la expositora Emma Guerrero.

Según algunos artículos en la Internet, los masones califican a Dios como el Gran Arquitecto del Universo Sus integrantes  pueden pertenecer a cualquier religión  y su organización depende de grandes Logias, que son grupos de personas que forman un cuerpo masónico donde escogen un lugar para reunirse y dar a conocer la enseñanza de sus secretos.

Próceres masónicos colombianos

El salón para las reuniones masónicas. Foto Alvana Ríos Fonseca. Buque de Papel

Pasando por la Alcoba, el Gran Salón, el Salón de Manuelita, el Salón de Juegos, la cocina, la despensa, la huerta, la alberca y los baños de asiento, que son los otros espacios de la quinta, los visitantes más curiosos fueron conociendo poco a poco los sucesos de la vida del libertador. Todos objetos de una historia de vida bastante cruzada y dura, como la Conspiración Septembrina, intento de asesinato organizada por Santander, y a quien el mismo Bolívar le perdonó la vida –dicen las lenguas- por ser masón. Del mismo modo conocieron  cómo se vivía  el despliegue de sus fiestas para celebrar algunas victorias,  los bellos momentos de amor con Manuela Sáenz y las tertulias literarias donde se constituyeron grandes logias.

Una de las más importantes  fue el  “El Arcano Sublime de la Filantropía” de Antonio Nariño,  denominada “Santuario”, la cual se constituyó con fines políticos y de críticas donde se publican fragmentos en contra de la monarquía española. Como también se creó la idea de la traducción y publicación de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en 1793 para poder lograr la libertad y justicia social que proclamaba la hermandad masónica mundial.