Edición 364

Van Gogh en la Séptima de Bogotá

PDFImprimirCorreo electrónico

Van Gogh en la Séptima de BogotáEn la Carrera Séptima peatonalizada se aprecian diferentes manifestaciones de cultura. Y a pesar que se mezclen con la venta ambulante, quien recorre la avenida principal de la ciudad descubre desde bandas de rock y metal, timbaleros, corralejas, cantantes de bolero o artistas que pintan con el pie.

Diagonal a la Plaza de las Nieves desde hace más de un año, un grupo de chicos que no superan los 15 años se dedican a pintar con tiza rostros de Jesús, toda la saga de Dragon Ball, imágenes de películas de guerra y de paz o para conmemorar alguna celebración.

Pero ver que una niña dibuje a Van Gogh, en el asfalto y con un colorido similar es un descubrimiento asombroso.

Van Gogh en la Séptima de BogotáLa pequeña retrató La Noche Estrellada, la obra culmen del pintor holandés y que hizo para ratificar su fascinación con la noche. En ella utiliza unos remolinos que se comparan con la Galaxia Remolino, que Lord Rosse hizo 44 años antes.

Van Gogh la hizo desde su ventana en el sanatorio de Saint Remy, donde estuvo recluido hasta su muerte. Es considerado su cuadro más conocido y reproducido, esta vez sobre el asfalto de la Séptima, en el centro de Bogotá.

De la expo

Van Gogh en la Séptima de BogotáVan Gogh Alive es la sorprendente exhibición multisensorial que se exhibe en el país desde mayo pasado. Desde el 25 de julio se puede apreciar en Cafam de la Floresta.

Más de mil metros cuadrados se transformarán para dar una visión diferente y única de "La Noche Estrellada", "Los Girasoles" y otras de las tantas obras icónicas del holandés Vincent Van Gogh.

La forma como se ve el arte ahora se revoluciona gracias a la tecnología Sensory4 que, luego de su éxito taquillero en más de 23 ciudades como Florencia, Beijing, Shangai, Tel Aviv, Santiago de Chile, Milán y San Petesburgo, permite que por primera vez los colombianos puedan verse inmersos dentro de los cuadros del holandés.

Van Gogh en la Séptima de BogotáSon más de mil dibujos y novecientas pinturas del artista y que terminará su recorrido en Cali. La parada en cada ciudad dará tiempo para que sus visitantes disfruten de las obras maestras del holandés en un sistema de alta resolución que combina imágenes en movimiento con sonido envolvente de calidad cinematográfica y en entornos multipantalla que se podrán ver incluso en el piso y techo de los recintos.