Edición 363

Literatura infantil es más que pedagogía

PDFImprimirCorreo electrónico

Literatura infantil es más que pedagogíaEl auditorio del pabellón de Francia, país invitado a la FILBo 2017 fue el escenario para el encuentro de tres mujeres consideradas como las responsables del desarrollo de la literatura infantil en el mundo y en Colombia.

La alemana Michi Strausfeld, la francesa Joëlle Turin y la escritora colombiana Yolanda Reyes charlaron sobre la actualidad en la literatura infantil y pusieron varios puntos sobre las íes de las creencias actuales en cuanto a la formación y estímulo de nuestros niños para que amen la lectura.

Michi Strausfeld es considerada la pionera en cuanto a edición de libros para y por los niños. Creadora del sello infantil de Alfaguara en España, recordó que creció en Alemania con inviernos muy duros y lluviosos donde no se podía salir a la calle. ¿Qué hacía? Pues leer.

Una vez llegó a España y cuando su hija tenía 5 años encontró que no había casi nada de libros para niños. Luego de tener y persistir en la idea para crear toda una sección editorial especializada y recibir muchos NO por respuestas, Jaime Salinas apostó por el tema. Antes de su venta en 2015, el sello infantil de Alfaguara produjo más de 800 títulos en cerca de 40 años de trabajo. "Había que abolir fronteras y en las edades. Los buenos libros se leen en diferentes capas para poderlo entender. Allí nació la colección Las Tres Edades", recordó, antes de partir hacia el aeropuerto.

Entre tanto Joëlle Turin, especialista en literatura infantil también recordó sus inicios en el trabajo literario y de estudio y de sus comienzos en una asociación para el libro infantil y cómo con el paso de los años se especializó en los escritos para adolescentes. Jefe de redacción de la revista Lecture Jeunes, hace parte de la iniciativa cultural y de publicaciones ACCES (Acciones Culturales contra la Exclusión y la Segregación). Ella, estuvo de acuerdo con Michi en asegurar que la literatura para niños y adolescentes debe estar desprovista del que llamaron "dedo pedagógico".

Literatura infantil es más que pedagogíaAsí mismo se expresó la escritora colombiana Yolanda Reyes, referente en este campo y quien recordó que a finales de los 70, lo poco o casi nada que existía en literatura infantil y juvenil eran intentos de imitar a macondo y al realismo mágico, totalmente aburridos. Por eso, tuvo palabras de agradecimiento para Michi, porque en una biblioteca de La Candelaria, cuando estaba en la universidad pudo descubrir la colección Las Tres Edades. "Yo no estaría aquí, si no hubiese sido por tu esfuerzo", le manifestó.

Autora del cuento Terror en 6º B y de libros que son amados por los niños recomendó a los padres que los niños tienen sus propios tiempos para leer y para escoger sus libros. Las imposiciones aquí no funcionan. Del público le preguntaron que si los pequeños podrían meterse de lleno en los clásicos como la Iliada y La Odisea y recordó que los tiempos son otros. "Mi hijo me dijo a los 11 años, mamá, yo no estoy para poemas". Por supuesto los clásicos son importantes pero a su tiempo.

Entre tanto, recomendaron lecturas de autores como Roald Dahl, con Las Brujas, Anthony Browne, con Mi Hermano y Maurice Sendak, autor de Dónde viven los Monstruos.

Recordando a Sendak, "los adultos son personas que tienden a sentimentalizar la infancia, a ser sobreprotectores y a pensar que los libros para niños han de amoldar y conformar la mente a los modelos aceptados de comportamiento, logrando niños sanos, virtuosos, sabios y felices".

Nada más cierto que las palabras de Sendak y de realidades que no son propias, como la colombiana por ejemplo. Al final las autoras destacaron que en la charla, estuviesen presentes padres y niños.