Edición 365

La primera vez con Millos

PDFImprimirCorreo electrónico

La primera vez con MillosSemblanza de un paisa que fue arrollado por el equipo bogotano y no por los de su región. Amor a primera vista por el fútbol.

Hoy hace exactamente 25 años, fue mi primera vez. ¿Y quién olvida ese momento tan especial? Un momento tan importante como esos, no se puede dejar pasar por alto y por eso hoy, recuerdo esa primera vez. Sí, la primera vez que vi en vivo a Millonarios. Sucedió un domingo 24 de mayo de 1992, a las cuatro de la tarde, en el Parque Estadio Sur de Envigado, frente al elenco "naranja". Era el primer partido que ambos equipos jugaban en ese escenario.

Pero devolviéndome unos meses antes, recuerdo que cuando los paisas ascendieron a la primera categoría del fútbol colombiano, por allá a finales de 1991, una de las primeras cosas que me alegró, tenía que ver con la visita del equipo bogotano a Envigado. Después, cuando empezó ese 1992, al enterarme que el azul vendría en el primer semestre a estas tierras, lo primero que le dije a mi padre fue "¡hay que ir a ver a Millos cuando venga al Polideportivo!". Y mi padre, que si bien no era seguidor de algún equipo en particular ni incidió en mi elección de hincha, me dijo que sí. Sé que él, siempre me apoyó con el equipo y desde el cielo, sigue haciéndolo.

Es de anotar que antes de ese partido, en marzo de ese año, ya se habían enfrentado en El Campín, cuando Millos derrotó a Envigado 2 a 0 por la quinta fecha del Torneo (fue el primer triunfo del azul ese año).

Pero volviendo a esa primera vez, me acuerdo que todos los domingos en mi casa, comprábamos el periódico "El Colombiano" y yo, quien desde muy pequeño quería saber de mi equipo, me senté a revisar la sección deportiva. El titular de ese duelo decía "Envigado – Millonarios. Para llenar el estadio". Y es que Millos, siempre ha generado expectativas y atrae gente en cualquier escenario donde juegue. Para la época, el Parque Estadio solamente contaba con la tribuna de occidental, ya que las actuales laterales, se encontraban en construcción. Lo que sí había en oriental, eran una tribunas metálicas, las cuales para ese partido, se llenaron en su totalidad (al encuentro asistieron unas 5.000 personas, promedio de asistencia que a lo largo de la historia, ha tenido este enfrentamiento cuando es jugado en tierras antioqueñas).

La primera vez con MillosEse día, el equipo que dirigía Miguel Augusto "El Nano" Prince, alineó con Eddy Villarraga, José Luis García, Cerveleón Cuesta, Ariel Cuffaro Russo, Harold Morales, Juan Carlos Niño, Henry Otero, Jorge Manuel Díaz, Yesid Mosquera, Peter Méndez y Jair Abonía. Ingresaron Fredy León por Méndez y Carlos Rendón por Díaz. En el banco también estaba Néstor Piza.

Envigado, que era dirigido por un viejo conocido de la casa azul, Luis Augusto "El Chiqui" García, contaba con varios ex embajadores; formó con Hugo Tuberquia, Alberto Gamero, Francisco Cassiani, Wilman Conde, José de Arco, Francisco Castell, Samuel Cárdenas, Alejandro García, John Jaime Gómez (quien años después se pondrían la casaca bogotana), Rubén Darío Hernández y Juan Jairo Galeano. Ingresó Oscar Galeano por García. En los emergentes también estaban Mario Jiménez (otro ex embajador) y Felipe Pérez. La terna arbitral estuvo compuesta por Guillermo Vega, asistido por Olmedo Zúñiga y Jairo Escobar. Fueron expulsados Conde y Prince.

Finalmente resultó ser un partido regular que dejó un empate a ceros, dejando como figuras a Tuberquia, por el local, quien mostró seguridad en el arco y a Russo por los azules, quien se portó bien en defensa. Millos sin ser el equipo de otrora hizo un poco más por el partido. El naranja, quien venía de caer en la fecha anterior con Nacional, quedaba con 14 puntos y el azul, quien también había sido derrotado en Bogotá por Cúcuta 2 a 3 (como dato anecdótico, los motilones le ganaban en la capital después de 26 años), sumó 13 unidades. Es de anotar que en esa época, el triunfo daba dos puntos y no tres como en la actualidad (el empate siempre ha dado uno).

Independientemente del resultado y de la posición del equipo en la tabla para esos días, siempre quedará grabada esa fecha en mi mente. ¿Y a quién se le olvida la primera vez? Por eso hoy recuerdo que exactamente hace 25 años, fue mi primera vez. Sí, ¡la primera vez de mi encuentro con Millonarios!

Nota: En lo personal, un Millonarios vs Envigado es el partido que más he visto en vivo en mi vida (21 veces) y se torna especial, uno por residir en esta linda ciudad y dos, por el ambiente de tranquilidad que se vive en el Parque Estadio Sur, donde el azul juega como de local, por la numerosa hinchada que siempre lo acompaña.

  • *José Pérez escribe: en memoria de mi padre (q.e.p.d)...