Edición 375

El viento en Hayuelos

PDFImprimirCorreo electrónico

Este grupo de metales de la Orquesta Sinfónica se suma a una fecha más del Festival Internacional de Música que reúne a diferentes expresiones y ritmos del mundo todos los viernes en la plazoleta Oasis del centro comercial Hayuelos.

Su presentación trae un repertorio musical que va desde el siglo XVI hasta nuestros días, con suite de óperas, jazz, música colombiana y adaptaciones de literatura sinfónica universal.

El Director Artístico del Primer Festival Internacional de Música, que se viene realizando desde el mes de mayo y cada viernes en Hayuelos Centro Comercial, es el maestro Zbigniew Zajac, fagotista polaco que llegó por primera vez a Colombia a finales del año 1982 y se quedó 'atrapado' entre las notas musicales del folclore de Latinoamérica y la familia que formó con una colombiana.

Es director de orquestas, cofundador de la Fundación Orquesta Sinfónica de Bogotá (FOSBO) y titular de la misma orquesta, la Orquesta de Cámara Serenata Colombiana y la Orquesta del Teatro Cafam de Bellas Artes, pero ante todo es un apasionado de la música que, durante ya más de treinta años, ha contribuido a la formación y el desarrollo musical del país.

Estar detrás de la planeación del festival cada semana en el centro comercial Hayuelos, es para él la oportunidad de llevar la música de los grandes maestros y sus diferentes propuestas a nuevos públicos, en este caso el público de un centro comercial. "El resultado ha sido encontrar personas con una gran sensibilidad por el arte y amor por la música, lo que permite abrir esos espacios que enriquecen el acervo cultural de las personas", afirma el maestro Zajac.

Durante su permanencia en el país ha realizado investigaciones sobre la música colombiana y sus orígenes: africano, español e indígena, de tal manera que la música colombiana ya es fusión.

A esto se le conoce como polirritmia y polimetría, que quiere decir que hay tanta fusión dentro de las piezas colombianas que su ejecución para artistas foráneos genera gran dificultad, por eso hay que encontrar la clave de la música.

Al entender la fusión de la música colombiana resulta relativamente fácil mezclarla con otra fusión y eso es lo que se trata de hacer con los diferentes ensambles, para que los públicos puedan acercarse al lenguaje de la música, partiendo de lo universal, a través de un guion, y acercarse a las músicas autóctonas, logrando así una mayor proximidad al público.

Sobre el desarrollo del arte en Colombia, el maestro Zbigniew Zajac, asegura sentirse un poco frustrado, pues considera que lo ideal sería que un país con tal riqueza musical tuviera una escuela de música casi que en cada barrio. Infortunadamente son muchas limitaciones, por eso afirma que los grandes logros obtenidos pueden calificarse como "milagros".

El trabajo artístico de este polaco, que puede disfrutarse cada viernes en Hayuelos, ha estado también en escenarios más tradicionales, como el teatro Jorge Eliécer Gaitán donde hace un par de años estuvo con el cantante y acordeonero Alfredo Gutiérrez, quien interpretó temas tan tradicionales como La Negra, Anhelos La Paloma Guarumera y Matilde Lina entre muchas otras, acompañado de los 60 integrantes de la Orquesta Sinfónica de Bogotá.

Este viernes 18 de agosto, la presentación de FOSBO Brass Ensamble es la oportunidad para que el público pueda apreciar obras como la Obertura Festiva, de Dimitri Schostakovitch; la Fanfarria para el hombre común, de Aaron Copland; La virgen de la Macarena, de Rafael Méndez y San Pelayo de Victoriano Valencia.

*Con información de Lizzeth Acosta Melo, oficina de prensa del centro comercial.