Edición 371

Vamos a remar mar adentro

PDFImprimirCorreo electrónico

En el segundo día de la visita del Papa Francisco en Colombia las palabras que expresó en la mañana en la Casa de Nariño y ante la multitud de jóvenes que estaban en la Plaza de Bolívar fueron una reconfirmación de su mensaje: vuelen alto, sueñen en grande.

Del mismo modo, en la misa campal en el Parque Simón Bolívar tuvo palabras que se basan en las escrituras, con la historia de cuando Jesús le dice a su primer pastor, a Simón Pedro que reme mar adentro, que seguro allá conseguirían los peces que necesitaban, luego de horas de infructuosa pesca.

Este texto es fundamental en la historia y la doctrina católica porque luego se interpretó como la amorosa sugerencia de Jesús para que fuesen pescadores de hombres, en el sentido de formar a los futuros pastores que sostendrían y sostienen sus enseñanzas luego de 2017 años.

Su mensaje es profundo y será importante en la medida en que cada colombiano deje que esa palabra llegue a su corazón. Francisco fue directo, fiel a su estilo, especialmente cuando habló con la curia colombiana. "Ustedes no son técnicos, ni políticos, son pastores", un vainazo concreto a una tradición que se había afincado en los jerarcas colombianos de hacer política.

Llegará el turno de Villavicencio, Medellín y Cartagena, donde el Santo Padre seguirá haciendo historia en su visita y su mensaje para el país.

En su recorrido por Bogotá, a mediodía pasó de nuevo frente a la sede del Partido Liberal, donde logramos captarlo en su esencia, al otro lado del vidrio del Papa Móvil.