Edición 380

Sol Okarina ilumina a PAZeando

PDFImprimirCorreo electrónico

Nos encontramos en ENNO CLUB, en Teusaquillo, donde todo sucede. Allí conversamos sobre cómo entregar el mensaje de reconciliación al grupo de PAZeando por los Montes de María, que cerraron este ciclo en San Jacinto.

Sol Okarina, quien avanza en los conciertos y presentaciones de su disco Planet4, dedicó un espacio para interpretar dos de sus temas para la gente de PAZeando y recordarnos que son cuatro, los elementos del universo, cuatro los principales del país, cuatro los puntos cardinales... Y que toca su cuatro como nadie.

-¿Para Sol qué significa pasear?

Pasear es recorrer, andar libremente por gusto o por placer, para mí es visitar lindos paisajes como los que tenemos en Colombia, vale la pena recordar que nuestro país es uno de los países con mayor biodiversidad en latinoamérica. Pasear es compartir, contemplar, y escribir memorias recorriendo los territorios junto a nuestros más queridos, o solos también.

-¿Qué paseo recuerda donde haya sido muy feliz?

Cuando era niña, recuerdo que viajé con la familia de mis vecinos "la familia Borregales" junto a su hija María Cristina mi gran amiga, con ellos paseaba mucho, desde niña siempre he sido una viajera, un renacuajo paseador jajaja. Recuerdo es especial un paseo en el que estábamos en una región cercana a la amazonía venezolana que me marcó la vida, en estas tierras habita la etnia Pemón y la etnia Mangollón, en La Gran Sabana (Parque Nacional Canaima). La primera noche que llegamos al albergue hubo un tremendo apagón, se fué la luz y quedamos en medio de la nada, todo oscuro! Cuando de pronto se enciende el cielo más estrellado que jamás había visto en mi vida lleno de estrellas fugaces, fué increíble, esto fué el comienzo de una travesía por diversos paisajes llenos de agua, selva y cascadas en las que nos bañamos recordando nuestra conexión vital con la naturaleza y recordando lo ínfimo que somos ante tanta magnitud.

-¿Por qué es importante, PAZear (con z) por la memoria?

Siempre me gusta citar la canción Buffalo Soldier de Bob Marley en donde dice: "You should know your history, and then you will know where you are coming from"; debes recordar tu historia y así sabrás de donde vienes. Un pueblo sin memoria está condenado a repetir los mismos errores, por eso es importante no olvidar, no lo digo en términos de resentimiento, pues resentimiento significa seguir re-sintiendo aquello que una vez nos dolió una y otra vez, lo digo, en términos de recordar para perdonar, para reconstruir, para sanar y evitar seguir cometiendo los mismos errores. Se dice que hay tres tipos de inteligencia una; la del que tropieza dos y más veces con la misma piedra y sigue cayendo pues no aprende de sus propios errores. Dos; el que tropieza con la piedra, se cae y aprende para no volver a tropezar y tres; el que aprende a escuchar de los errores que otros cometen evitando cometerlos, este tercero siendo un sabio.

PaZear por la memoria de Colombia no es del todo placentero, ha habido mucha atrocidad, dolor y sufrimiento, pero no por ello debemos olvidar nuestro pasado. Es precisamente allí donde debemos observar para aprender y no seguir andando por los mismos caminos.

Hace poco estuve en Berlín - Alemania, cuya historia siempre me ha fascinado porque percibo que de tanto dolor que sufrió Europa luego de dos guerras mundiales, de alguna manera esto permitió reestructurar el comportamiento y el pensamiento de una sociedad, para buscar el bien común y no seguir queriendo satisfacer los intereses egoístas de unos pocos. Recuerdo en especial una Iglesia, se llama Gedächtnis Kirche, La Iglesia de la Memoria, está prácticamente tal y como la dejaron los bombarderos de la guerra, medio destruida, Berlín tiene esa magia, de repente te encuentras en las calles un pedazo de construcción de 1930 en la mitad del andén medio destruida y porque? Porque de esta manera nunca van a olvidar su historia y así evitarán repetir tanta atrocidad.

¿Qué tiene que aprender Colombia de PAZear como un ejercicio de la memoria para proyectar su futuro y no cometer los mismos errores de la historia, los de siempre?

Colombia tiene que despertar la conciencia y recordar su historia, no podemos ser un pueblo sin memoria. Venimos de una historia de mucha segregación, si vamos atrás y miramos la época de la conquista encontramos como fueron acribillados los líderes y poblaciones indígenas, cabe anotar aquí que el genocidio indígena es uno de los más grandes de la historia de la humanidad, y ¿por qué? Porque tenían riqueza, abundancia, y poca codicia. Esto es muy triste y lo peor es que aún sigue pasando, por extraer los recursos de la tierra, las poblaciones indígenas no han sido respetadas, su conocimiento no ha sido valorado. Luego si vemos el Grito de Independencia también encontramos pugnas de poder y traición a la Gran Colombia, y no hablo de una Gran Colombia en un sentido bolivariano tergiversado y oscuro, hablo de los ideales de Simón Bolívar al querer unificar Latinoamérica como una potencia, y que potencia seríamos hoy.

Luego si vemos la época de las Guerras Civiles, encontramos colombianos matando a otros colombianos por sus diferencias políticas, esto ya no me cabe en la cabeza, lo cual revienta en el famoso 9 de abril en donde asesinan al líder popular más contundente que tenía el pueblo. Para mí, nuestra historia es atroz, ha habido demasiada violencia, y aún peor colombianos asesinando a otros colombianos, o sea matándose entre hermanos, de ahí que nuestra idiosincracia sea de no confiar, de resentir, de envidiar, de "no hay que dar papaya" cosa me parece fatal porque prácticamente implica que si a uno lo roban o le hacen algo peor, la culpa termina siendo de uno porque "dió papaya!" esto es absurdo e inconcebible para mi. Colombia debe aprender a respetar las diferencias, debe aprender a ser más solidaria, bondadosa, colaboradora, honesta y sobre todo a perdonar.

-¿Perdón sí, olvido no?

¡NO al olvido, SÍ al perdón! Por mí fuera, se deberían crear monumentos, acciones, iniciativas que en cada una de las poblaciones en donde se han cometido tantas atrocidades con sevicia, aunque nos duela nuestra historia, es real y debemos recordarla para poder construir un mejor mañana, para nuestro país y para nuestro planeta, que honestamente requiere de nuestro trabajo individual y comunitario para elevar la vibración y avanzar al despertar como humanidad. Y así poder volver a pasear libremente y sin miedo por nuestro maravilloso país.