Edición 380

Sandra Uribe Pérez: poeta de la imagen

PDFImprimirCorreo electrónico

Sandra Uribe Pérez hace versos, los cuales se han transformado en libros –el sexto próximo a salir del horno- y en varios premios de poesía nacionales e internacionales.

Pero Sandra, además ha corregido y editado libros y textos periodísticos, como en la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional de Colombia, filosofa, dicta clase, da consejos, está pendiente de sus amigos en el extranjero y toma fotografías.

Es por este último camino, en la configuración de su universo expresivo, que llega a Berna durante todo mayo para exponer en el Foro de Arte Latinoamericano en Suiza "El sabor del mango y el color de la naranja" Volumen 4, que se expone en la galería Peripherie Arts, del también colombiano Miler Ramírez.

Este evento es uno de los de mayor calado para destacar y resaltar la cultura latinoamericana en Suiza y recibe un apoyo decidido por parte del Círculo de Amigos de España, Portugal e Iberoamérica y de la Asociación Latin Art Forum Suiza, así como la cooperación de las embajadas de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, España, Guatemala, Colombia, Cuba, México, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Sandra integra la muestra colectiva de artistas colombianos, como Donatello Gualy, Rafael Muñoz, Gabriel Beltrán, Octavio Martínez, Ricardo Bermúdez, Wayunquera Epinayu, Sergio Zapata, Eva Celin, Germán Linares, A/K/RONA y Loreen Abadi.

Sandra Uribe Pérez nos cuenta que, a partir de la exploración artística derivada de los estudios arquitectónicos y fotográficos realizados en la Nacional, comenzó a vislumbrar una fascinación por la geometría, la composición, el color, los volúmenes, las texturas, los contrastes, las sombras y la luz.

"A lo largo de la vida profesional y como parte de la cotidianidad, ha existido la intención de ser una "espía de imágenes" (y también de palabras) que revelen otra forma de percibir, captar, leer y comprender el mundo. Por ello, entre los objetivos de creación y producción, la fotografía me ha permitido encauzar estas búsquedas que también se relacionan con el ámbito de lo poético", afirma.

Es así que recorrer diversos espacios y paisajes (diurnos y nocturnos) le ha dado la posibilidad de encontrar ángulos, perspectivas, instantes, movimientos y situaciones por medio de los cuales pueda dar cuenta de las acciones de observar y contemplar, y de un modo particular de mirar.

Sandra explora la técnica denominada "light painting", que se le ha convertido en toda una obsesión artística de la cual se deriva una buena parte de la obra fotográfica que hasta ahora permanece inédita. La noche, la luz y los contrastes lumínicos, geométricos y de color, así como las texturas son los componentes que protagonizan la experimentación visual que desarrolla.

"Considero que uno de los puntos más fuertes de mi obra es poder dar cuenta de una premisa del escritor argentino Jorge Luis Borges que siempre ha estado detrás de mis búsquedas artísticas: no la sencillez, que no es nada, sino la modesta y secreta complejidad".

Descripción de obras

Aros de Luz se llama esta imagen donde se revela una composición protagonizada por la línea y por su movimiento rítmico y sinuoso. Los colores alternan en una experiencia visual de texturas y entrecruzamientos que le brindan al ojo la posibilidad de sumarse al movimiento e ingresar en el juego que propone la luz. "Al igual que en la obra del argentino Julio Le Parc, me interesa dar cuenta de una preocupación por las alteraciones de la luz en movimiento, como proponía Hans-Michael Herzog sobre este artista. Se puede decir que es una obra representativa de mi trabajo artístico porque en ella se canaliza la obsesión por la intimidad de la luz y por descubrir aquello que se esconde en su movimiento, sus texturas y colores, y su relación con lo nocturno".

Paisaje sanguíneo

"Esta fotografía revela un paisaje interior; casi podría decirse que es un paisaje sanguíneo que deja al descubierto el recorrido y el movimiento de la luz en las venas y arterias. De ahí su verticalidad y su corporeidad casi etérea, el contraste entre el ascenso y el descenso que permiten completar el circuito vital y desenredar el laberinto. A través de esta obra se pretende explorar las "cualidades propias de la luz" o "la escritura de la luz" como ya lo había experimentado László Moholy-Nagy, al decir también que el arte es "el arte de la luz". Esta obra se puede contar entre aquellas representativas de mi trabajo artístico debido a que da cuenta de los trayectos y sinuosidades de la luz y su contraste con la oscuridad, que es fruto de ese "espionaje de imágenes" que propongo".

Quién es Sandra (1972)

Arquitecta, especialista en Entornos virtuales de aprendizaje y magíster en Estudios de la Cultura con Mención en Literatura Hispanoamericana. Periodista, editora, correctora de estilo y fotógrafa. Ha publicado los libros de poesía Uno & Dios (1996), Catálogo de fantasmas en orden crono-ilógico (1997), Sola sin tilde (2003) y su edición bilingüe Sola sin tilde – Orthography of solitude (2008), así como Círculo de silencio (2012). Su poemario Raíces de lo invisible (2018) está próximo a ser publicado. Algunos de sus poemas han sido incluidos en las antologías Vasos comunicantes (1997), Oscuro es el canto de la lluvia (1997), Inventario a contraluz (2001) y Poemas a Dios (2001), compiladas por Federico Díaz-Granados; Igualmente, en Quién es quién en la Poesía Colombiana (1998) de Rogelio Echavarría, en la Antología Conjuro Capital Poetas Bogotanos (2008), compilada por Común Presencia Editores, en la Antología Poesía Colombiana del Siglo XX escrita por Mujeres (2014), y en diversas publicaciones periódicas de

circulación nacional e internacional. Ha sido premiada en diversos concursos literarios en el país y en el extranjero, y sus poemas han sido traducidos al inglés, italiano, francés, portugués y estonio. Actualmente, se desempeña como docente del Programa Diseño Digital y Multimedia en la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. Por primera vez exhibe su obra fotográfica en una exposición colectiva; en esta ocasión, en la exposición "El sabor del mango y el color de la naranja", como parte del IV Foro de Arte Latinoamericano en Suiza que se lleva a cabo en Berna.