Edición 385

Una oda a la valentía

PDFImprimirCorreo electrónico

Seis historia de amor, sí, de esos que van contra viento y marea, son las que conforman el libro de Gisela.

Ella, la periodista, llevaba algunas semanas hablándome desde los muros de diversos puntos de la ciudad donde cuelgan la publicidad enorme de la carátula del libro, con su rostro sonriente e intelectual, detrás de los grandes lentes y una sonrisa entre tímida y satisfactoria por el nuevo hijo hecho papel.

Amores Bajo Fuego, título muy sugestivo, y que en la charla en el bar El Bohemio, de Villa Urquiza, Gisela confesó que le dio muchas vueltas y tuvo que recibir el aporte de Alejandra Pizarnik para condensarlo.

La charla se llevó a cabo con la conducción del ensayista y editor venezolano, Montzantg. En ella, Gisela fue respondiendo al tejido planteado y con la naturalidad de periodista, respondió directo y concreto.

"Valentía", es la palabra que usó para explicar lo que los protagonistas de estas historias de amor tuvieron a la hora de enfrentarse al terror de la dictadura, o a los mismos convencionalismos sociales, como por ejemplo, la historia entre Clelia y el ex obispo católico, Jerónimo. "Hay besos que se dan solo las almas", reza el poema de Gabriela Mistral y que es referido en el libro y por Montzantg.

Gisela contó además, que pese al cúmulo de libros, trabajos y formas de narrar y contar el período de la última dictadura militar, sí fue una sorpresa constatar que no se había explorado desde las historias de vida, que son producto del amor.

Aquí parte de la charla entre Montzantg y Gisela Marziotta: