Edición 365

Entre héroes y homenajes

PDFImprimirCorreo electrónico

Entre héroes y homenajes“Hay dos tipos de personas sobre la tierra
las que se elvan y aquellas que se inclinan”.
Ella Wheeler Wilcox

Los héroes son aquellas personas que hacen lo que hay que hacer,
cuando corresponde hacerlo y sin medir ninguna consecuencia. MAG

Toda mi vida sostuve que los reconocimientos o los homenajes a las personas, hay que hacerlos en vida.

También, he sostenido la idea de que a la República Argentina le faltan héroes. Ha de ser por ese motivo que nuestro país no funciona como corresponde.

Y no hablo de héroes tradicionales como San Martín o Belgrano.

Hablo por ejemplo, de Esteban Laureano Maradona, médico rural, naturalista, escritor y filántropo que era famoso por su modestia y que pasó cincuenta años en una remota localidad de Formosa ejerciendo desinteresadamente la medicina.

Hablo de los muertos en Malvinas. Y de los sobrevivientes despreciados por nuestra sociedad.

Hablo de René Favaloro, que se pegó un tiro porque muy pocos lo escuchaban.

Ese es nuestro país.

Será por eso que las multitudes futboleras buscan en algunos jugadores, la descarga emocional que los idolatra y los pone a la altura de Belgrano o de San Martín.

Hace ya más de tres años que vengo diciendo que el Club Atlético Atlas necesita salvaguardar los nombres de aquellos que han hecho historia dentro de la institución.

Porque ellos son nuestros verdaderos “héroes” y a quienes debemos reverenciar permanentemente y encumbrarlos en el pedestal que se merecen.

Entre héroes y homenajesEn éstos últimos tres años y en reiteradas oportunidades (hay pruebas fehacientes de ello), he dicho que el club debería rendirle homenajes a personas como Ricardo Cánepa, Rolando Boroski, José Luís Cordó, Maxi Ambrosio, Néstor Retamar, Joaquín Sorribas, Edmundo “Pechito” Segovia, el dúo Casanova-Desimone y algunos otros qué, como los nombrados, han hecho y hacen muchísimo por la institución.

Todos ellos han dejado una huella profunda para que las generaciones venideras la transiten.

Y los hinchas de Atlas debemos reconocérselos de alguna manera, para que sus nombres perduren en la posteridad.

La “Peña Ricardo Puga” hace unos pocos días homenajeó a Wilson Severino por ser el goleador histórico y por habernos dado tantas alegrías en tan corto tiempo.

También, la Peña va a descubrir a fines de Octubre, una placa recordando a aquellos niños que en 1948/51 fundaron el club.

El sábado 19 de Setiembre, la Comisión Directiva aprobó la instalación de una placa bautizando con mi nombre a la cabina desde trasmite Radio Olivera.

Un gesto inesperado y gratísimo, por supuesto y que he agradecido de todas las formas que pude. Supongo que habrá habido consideraciones importantes para tomar tal determinación.

Yo creo, a mi modo de ver, que hay otras personas antes que yo, que están en esa lista virtual esperando su reconocimiento.

Entonces, sugiero que tomemos al 19 de Setiembre de 2009, como un punto de partida para generar los reconocimientos que debemos y le pongamos nombres a todos los espacios del club, a los postes que sostienen el alambrado, a las tribunas, a la confitería, a las otras dos cabinas de trasmisión, a los escalones, que se yo, a todo.

Nombremos y reconozcamos a los verdaderos héroes del Club Atlético Atlas, para ellos, para nosotros y para todos los que han de seguir nuestros pasos.

El mundo y la historia, determinarán cuánto valemos por aquello de hemos realizado y por las huellas profundas que hemos dejado detrás y solo de cada uno de nosotros, depende la dimensión del espacio que dejemos vacante al morir.