Edición 355

Hombre Árbol indonesio enfrenta nuevas operaciones

PDFImprimirCorreo electrónico

Hombre Árbol

Dede, el Hombre Árbol. Foto: Reuters. El Buque de Papel

Un indonesio apodado el "hombre árbol" por las verrugas en forma de nudo que cubren su cuerpo dijo que su condición había empeorado nuevamente, aunque se mostró esperanzado de recuperarse y encontrar un empleo.

Dede, de 37 años, regresó a su casa de alta en agosto después de que se le removieran quirúrgicamente 6 kilos de verrugas de su cuerpo y desde ese momento ha sido tratado como paciente ambulatorio.

"Las (verrugas) que fueron removidas están creciendo nuevamente y comenzaron a reaparecer después de que volví a casa", dijo a Reuters Dede, quien agregó que por un tiempo pudo ir a pescar y usar un teléfono celular pero que ahora volvió a requerir asistencia para realizar ese tipo de actividades.

Un médico estadounidense señaló anteriormente que las verrugas eran resultado de una infección severa con el virus del papiloma humano (VPH), pero que la enfermedad no pone en riesgo la vida del paciente. Los doctores aseguran que su caso es considerado el peor en su tipo en todo el mundo.

Discovery Channel recientemente hizo un documental sobre el problema que padece Dede y sobre su vida.

Este hombre notó por primera vez las verrugas en su cuerpo después de cortarse la rodilla cuando era adolescente.

Con el tiempo, lo despidieron de su trabajo, su esposa lo abandonó y sus vecinos comenzaron a evitarlo a medida que protuberancias similares a cuernos fueron cubriendo la mayor parte de su cuerpo y le impidieron trabajar. Dede tiene dos hijos.

"No estoy desesperado, pero quiero recuperarme", dijo el hombre desde su casa, en un pueblo remoto de Java Occidental llamado Tanjung Jaya.

Un médico indonesio señaló que Dede se someterá a más operaciones a fines de diciembre o a comienzos del próximo año, para remover y reducir las verrugas.

"Le dijimos que la enfermedad podía no curarse un 100 por ciento. En la cirugía previa, sólo tratamos de mejorar su calidad de vida", explicó Rachmat Dinata, uno de los doctores del equipo que lo trata en el Hospital Hasan Sadikin, en la ciudad de Bandung.

Dinata indicó que el paciente necesitaría al menos dos operaciones por año.

Durante un tiempo, Dede se vio obligado a participar en un circo en Bandung para obtener alimentos.

Pero después de que su caso se volvió público, las donaciones de las personas y la ayuda del Gobierno de Indonesia le permitieron recibir tratamiento. También pudo comprar una parcela de tierra para cultivar arroz y un auto usado para que sus familiares puedan llevarlo al hospital.

*Información tomada de Reuters