Edición 359

Los versos a flor de labio

PDFImprimirCorreo electrónico

Los versos a flor de labioSube a bordo de Buque de Papel, la poeta ibérica María José Mures,  quien nos da una muestra de su trabajo dedicado a la hora de hilvanar versos y ponerlos en su boca, en la nuestra en la de todos.

Ese trabajo le ha permitido ser finalista y ganar concursos de poesía en su natal Fernán Núñez, de Córdoba, y que nos dan la garantía del trabajo del alfarero: cuidado en los detalles a la hora de contar historias en verso. Aquí poderos ejemplos de su arte ¡Enhorabuena!:

Pandemonium  

La impresión en A3 sonríe todavía
quien se congela es mi rostro
metido en este tetrabrik de paredes
devuelve mi naturaleza muerta,
no,
no estoy en donde parezco,
este brik es un bodegón sin vino
estoy metida.

Ya sé quien eres,
no te conozco.
¿Quién rebota en el espejo…?
¿seré yo, maestro?
me he traicionado.
Conmixtión de recuerdos frente a frente.
Los versos a flor de labioTodo puede ser otra cosa.

Cuidado con el terror
que no salga de aquí
que no ocurra como con el H1N1
lleva con el silencio
medias verdades
inacabadas soluciones,
problemas perfectos.

Tocan las ocho
¿de qué hora son las ocho?
si no vas a venir hoy
las ocho de qué día lleno de horas difuntas.

Nunca conozco el fin del dolor,
si me quito los fantasmas
quedo desnuda, en sombra.
quien soy…
he dicho: cuidado con el terror
¡que no salga…!
pandemónium.

Besos sueltos para un oído

Cae se deshace La belleza
nunca se pierde El silencio
no da tranquilidad hoy
Aguanto la cabeza con dolor
Es lo que no digo
el agua calentó mi piel y el silencio
continuaba su eco Nos vamos deshojando
nos vamos
perdiendo
poco a poco
ahogándonos
Cuando todo se agota y quedan vestigios
es la agonía un regalo
Los versos a flor de labioLos días como pétalos en mi mano están
qué hacer con tanta muerte…

Vivencia que atalanta

Ella durmió desnuda pero…
a quién contarlo que no la tomen por…,
las putas duermen desnudas, como yo,
?como ella, quise decir?.
Ellas se desnudan pero no duermen,
hay una pequeña diferencia,
ellas se van,
y Ella quedó sin cliente dormida,
ambas hicieron bien su trabajo,
una sobre todo
la que bajaba la mano
como una araña sin hilo
buscando su sexo
y su cuerpo se tensaba
como el arco que salvó a Penélope.

María José Mures

Los versos a flor de labioNace en Fernán Núñez, Córdoba, el 4 de abril de 1970. Es diplomada en Educación Especial por la Universidad de Córdoba y habilitada en Educación Infantil por la UNED. Es Máster en logopedia en Rehabilitación de los trastornos del lenguaje y el habla por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Fue directora adjunta de Revista de Feria de su localidad durante dos años y después formó parte del grupo de redacción. Sus versos aparecen en Revistas Literarias como Alhucema, Baquiana, Arique de Cuba, La pájara pinta, Caños Dorados, Pan de Trigo,  y otras de soporte digital. Tiene publicados tres libros: Antes del Amor, Zahorí y Cambalache, este último prologado por Aimée G. Bolaños. Está incluida en la Antología de poetas de Fernán Núñez, 2006.

Ha sido colaboradora en la edición del libro de Romances y canciones de Amor II, 2006, de la Diputación Provincial de Ciudad Real. En ese mismo año el Ateneo de Almagro la nombra Socia de Honor.

Fue merecedora del segundo Premio de Poesía en Alfafar, Valencia, con su poemario Zahira y en 2007 fue premiado su poemario Entre la espada y tú, amor, en el V Concurso Nacional de Poesía “Caños Dorados”.