Edición 363

Volvimos al Pasado… El Trueque

PDFImprimirCorreo electrónico

Libro HP de Edgar Artunduaga

Llegar al parque Simón Bolívar se convirtió en toda una aventura, gracias al “Trueque del Libro”, evento que fue organizado por la Fundación Gilberto Álzate Avendaño y la Alcaldía Mayor de Bogotá. El marco de este certamen fue el mejor, ya que por primera vez se unieron la Feria de la Juventud, la cual se estaba realizando en el mismo lugar, y por supuesto el intercambio de libros.

Niños, jóvenes, señores, señoras, abuelitos, todos amantes de la lectura, caminaban por el parque en busca de completar la colección de algún autor o sencillamente encontrar un buen libro que leer. Luego de dar una vuelta por el lugar, me “topé” con el Director de la Fundación Gilberto Álzate Avendaño,  Julián David Correa; alto, con un gran sombrero y sonrisa de orgullo. Hablamos un poco acerca del evento:

-¿Cómo le ha parecido la evolución del evento?

“Tenemos mucha afluencia de público. Eso hace ver que está siendo un éxito”.

PErsonas en jornada de Trueque de Libros

Con carritos de mercado la gente llevó sus libros para hacer el trueque. Foto: Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.

-¿Cuántas personas calcula usted están en este momento haciendo el Trueque?

Antes de que me contestara llegó al Subdirectora de la Fundación, Pilar Gordillo, quien le dijo: “Julián, parece que ya superamos la cifra de hace un año”. Y el director asintió: “Si, esa es la respuesta su pregunta”. Su cara no podía esconder la felicidad; pero lamentablemente en ese momento el deber lo llamó y debió salir a reunirse con algunas personas.

Sin embargo, la subdirectora Pilar Gordillo, siguió hablando conmigo de una manera cálida: “Estos espacios logran que las personas se unan por un sólo objetivo, además los jóvenes se involucran”, agregó. “En una ciudad que no tiene una cultura de lectura, estos espacios son una oportunidad más para la sociedad capitalina”.

Luego de esto, desde la tarima del evento se escucho una voz reconocida en el  medio actoral: Ramiro Meneses era el presentador del evento. Luego, aparte, le preguntamos: ¿Qué lo motivo a venir al trueque del libro? Con voz de alegría contestó: “El libro; la lectura me motiva”. ¿Y qué ha pasado con la actuación? Inmediatamente sonrió diciendo: “Ya maduré”.

Al frente de la tarima como a 100 metros, estaba un hombre de estatura mediana, bohemio, abogado, de 40 años, en su camiseta la foto del Che Guevara fumando tabaco: Ricardo Camacho me invitó a hablar con él en su espacio; en el suelo muchos libros, un cuadro de Eutiquio Leal, un poeta colombiano, y del cual dice: “Según las historias de algunos poetas, Eutiquio Leal fue el que le enseño a Tiro Fijo a disparar y entre los dos derribaron una avioneta”.

Break Dance en Trueque de Libros

Qué dolor de cabeza. Foto: Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.

Ricardo es un soñador, le gusta hablar, reír, contar historias Gracias a él, los hermanos Velandia, quienes me obsequiaron una novela llamada “La Nieta del Molinero”, de la autora Eugenia Marliti, se divertían un rato. Ellos, en un paraguas, exponían sus libros. Camilo prefiere los libros científicos. “No me gustan los libros de literatura, yo soy más intelectual”, afirma.

Feria de la Juventud

Director Fundación Gilberto Alzate Avendano

El Director de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, fresco, descomplicado pero comprometido con Bogotá. Foto: Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.

En la Feria de la Juventud se exhibían exposiciones de varias localidades de la ciudad, las cuales estaban promoviendo la participación ciudadana de este segmento. Las localidades de Suba, Bosa, Kennedy, entre otras, tenían sus espacios, invitando a todos a acercarse y a conocer más sobre su ciudad y cómo pueden aportar a ella.

El Ejército  Nacional también se reportó, con el fin de resolver la situación militar de los jóvenes que asistían al evento. La desconfianza era obvia. Pero, Marcos, de 23 años y quien aún no ha definido su situación militar dijo entre chiste y chanza: “Mi capitán, si quiere le cambio este libro de Gabriel García Márquez por la libreta ¿Qué dice?”, inmediatamente las carcajadas no se hicieron esperar…

Pero el trueque continuaba sin parar. Pasadas las dos de la tarde los senderos del parque se llenaban de más y más gente en busca de su libro. En carros de mercado, bicicletas, maletas, cajas, en fin, cada asistente cargaba sus libros. Lorena, una literata de nacimiento, dijo: “Carajo, esta gente sí que tiene buenos libros, por ahí vi uno llamado HP” yo en mi ignorancia pregunte: “¿Cómo así, HP?” a lo que aquella niña delgada y pequeña, pero con un cerebro enorme contestó: “Sí. Eso traduce Historias Particulares de los Honorables Parlamentarios”. Yo, en medio de la vergüenza, lo único que pude decir fue: “ja, ja, ja, ja, que pena, no tenía ni idea”.

Luego de haber hecho el ridículo con la “literata” me fui a caminar otro poco por la Feria de la Juventud, y al frente del Busto de la Libertad, estaban cuatro “pelaos” haciendo algo que ellos llaman “maromas”. Lo sorprende era ver cómo sobre sus cabezas podían girar sus cuerpos: “Hijuemadre, yo ya estaría en el hospital”, le comente a un señor que tenía la boca abierta, literalmente, viéndolos.

Nvoz

Nvoz... Qué voz. Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.

Los libros más apetecidos eran “Crónicas del Misterio”, de Lorenzo Fernández, “Por el Placer de Vivir, de la fallecida Fanny Mickey, “La María”, de Jorge Isaacs;  sí señores, aquel libro que a todos en algún momento de nuestra vida académica nos tocó leer se ha convertido en uno de las mejores colecciones. Obviamente no podemos dejar por fuera aquellos libros de superación personal y uno que causa furor, “Tus Zonas Erróneas”, del doctor estadounidense Wayne W. Dyer, quien escribió varios libros sobre autoayuda.

Además del calor que hacía, gracias a una tarde llena de sol y aire cálido que permitía percibir el aroma característico de las hojas de todos esos libros que esperaban ser leídos, hubo mayor calidez con el grupo “Nvoz”, cinco profesores jóvenes del Universidad Distrital, Francisco José de Caldas, que cantan y hacen los acompañamientos musicales solo con la voz.

La gente aplaudía y gritaba para que continuaran. Realmente para aquellos que quisimos ser cantantes era una verdadera frustración. Ellos llevan trabajando cinco años y el próximo 25 de Noviembre, harán el lanzamiento de su primer sencillo.

La subirectora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Pilar Gordillo, en medio del trueque

La subirectora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Pilar Gordillo, en medio del trueque. Foto: Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.

Y así fue transcurriendo la jornada, donde era inevitable recordar que en el pasado, la mejor forma de adquirir alimentos, vestuario, enseres para el hogar, era intercambiar con los demás lo que se necesitaba. Pero en la Feria del Truque no sólo se intercambiaron libros, también sentimientos, porque muchos por adquirir “algo más” entregaban aquellas novelas que los hicieron llorar y desear. Otros, obsequiaban hojas llenas de historia, vivencias, pero sobretodo conocimiento.

Eutiquio Leal

Eutiquio Leal: ¿Será que le enseñó a disparar a Tiro Fijo? Foto: Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.

Ramiro Meneses en el trueque de libros

Ramiro Meneses comenta: "Los libros me motivan". Foto: Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.

Ricardo Camacho

Ricardo Camacho... sabiondo y soñador.  Foto: Juan Carlos Cotrina Lizarazo. El Buque de Papel.