Edición 352

Condición Aérea

PDFImprimirCorreo electrónico

Condición AéreaLa obra de la compañía Argentina danza aérea, era una de las que más llamaba mi atención en esta nueva edición del Festival Iberoamericano de Teatro 2010, por su particular propuesta con su “Condición Aérea” y además no sé por que razón tenia en mi mente a otros argentinos, llamados “De la Guarda” con “Villa Villa”, que hace unos años me habían maravillado por su fuerza y originalidad.

Mis expectativas eran grandes con esta obra, y la verdad no me decepciono en lo más mínimo, debo admitir que las supero ampliamente, por su puesta en escena y sus texturas que no dejan indiferente.

Con unos bailarines suspendidos en el aire, creando ambientes con su cuerpo, unas luces acordes con los movimientos, unos músicos que se encargan que todo sea totalmente simétrico y bien aceitado.

Condición AéreaLo que más me impacto de la obra fue su música, ya que esta cuenta con una banda en vivo que se dividen en batería, vibráfono, bajo eléctrico, contrabajo, guitarra y bandoneón.

La musicalización pasa por diferentes estados, así que hay que abrir la mente cuando se observe. Desde un Tango con su dramatismo respectivo, pasando por los ritmos sincopados (a contratiempo) del Jazz, pero lo mejor estaba por venir.

Con arreglos musicales que de inmediato me hicieron recordar a mis venerados King Crimson (banda de rock progresivo), un solo de guitarra digno de un disco de Led Zeppelin, pero lastimosamente opacado por la pobre acústica del Coliseo El Campín, secuencias a lo Narcotango (tango con fusión electrónica) y partes que rememoraban a Postishead o Massive Atacck (grupos de trip hop Inglés).

En fin, es mejor que el público se cree su propia visión de lo que es “Condición Aérea”, pero sea lo que fuere es importante verla y sentirla, es una obra que no desilusionara y pondrá nuestras percepciones por los aires.