Edición 352

Un álbum con muchos que no estarán

PDFImprimirCorreo electrónico

Un álbum con muchos que no estaránUn mundial con estrellas ausentes que se encuentran en el álbum Panini, encuentros amistosos que solamente sirvieron para intentar dar la nómina titular y una que otra lesión a escasos días de iniciar el certamen futbolístico más grande del planeta.

El furor de los aficionados por la pasión del fútbol se ve reflejado en coleccionistas, hinchas, admiradores, jugadores aficionados y amantes del balompié, donde las láminas del álbum oficial son la ocasión para tener siempre a sus ídolos y deportistas en casa, así sea a través de figuras autoadhesivas.

Un álbum con muchos que no estaránTodo lo que se pretende es ser parte de la historia, satisfacer un gusto o tener el agrado de comprar, pegar y llenar completamente el álbum de cada año en el que el mundial del deporte más popular del mundo hace presencia, cada cuatro años, en esta ocasión en Sudáfrica.

Jugadores como Zanetti, Cambiasso, Grosso, Adriano, Ronaldhino, Alexandre Pato, entre otros, estarán ausentes debido a que no fueron convocados a su selección nacional; Drogba en duda, Ferdinand ausente por lesión en la última semana antes del mundial, se encuentran en las “monitas” a la venta para coleccionar pero no participarán de la mayor gala deportiva del presente año.

Un álbum con muchos que no estaránLa pasión es tal que, por obtener las figuras de Cristiano Ronaldo, Ronaldhino, Kaká, Messi, Tevez y más, se pagan precios de fichas que oscilan entre mil pesos (colombianos) hasta cuatro mil.

Los escudos suelen costar hasta cinco mil, los equipos de tres mil en adelante y los jugadores más difíciles para conseguir (que quizá en esta  versión no son los más famosos), son los más costosos si se trata de completar todo el álbum, y su precio puede ser de cuatro mil hasta seis mil pesos, en la venta individual.

Existen aficionados que cambian sus fichas repetidas hasta que logran llenar el mayor número de equipos, luego hacen listas de las láminas que faltan para su álbum, recopilan datos y se dedican a la búsqueda de los vendedores que les expidan las que necesitan para conseguir su objetivo.

Otra modalidad es la venta del álbum totalmente lleno y acá los precios aumentan. Se encuentran entre ciento ochenta mil pesos hasta doscientos cincuenta mil, claro, todo depende de la capacidad del negociador y del coleccionista.

Un álbum con muchos que no estaránCada día la venta es más difícil, en vísperas del mundial ya se han ido acabando los compradores; y los vendedores del centro, norte, occidente y de otras zonas concurridas o de mayor tránsito peatonal de la ciudad de Bogotá cada vez se ven menos.

El mundial de fútbol con sus estrellas, hinchas, apasionados y los que no gustan de él, es un evento donde los niños siguen paso a paso los movimientos de sus ídolos y sus equipos, los padres apoyan este gusto y hacen lo posible para reunirse en familia, con compañeros de trabajo, del barrio o amigos, para sentir que todo lo que puede ser a favor de la humanidad, siempre será un beneficio propio.