Edición 375

Batallas de “El Álamo” y “La vuelta de Obligado” - Un gaucho histórico

PDFImprimirCorreo electrónico

Índice de artículos
Batallas de “El Álamo” y “La vuelta de Obligado”
Batalla de la vuelta de Obligado
Un gaucho histórico
Todas las páginas

Un gaucho histórico

Batallas de “El Álamo” y  “La vuelta de Obligado”En la batalla, murió valientemente uno de los grandes personajes de nuestra historia, como es Antonio “El Gaucho” Rivero, un peón de campo rioplatense que lideró el alzamiento contra la ocupación británica de las Islas Malvinas en 1833.

Nacido en Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos, el 27 de noviembre de 1808, fue llevado a Malvinas alrededor de 1827 por el gobernador argentino de las Islas, Luis Vernet, para ejercer el oficio de peón.

El 26 de agosto de 1833, seis meses después que los ingleses ocuparan por la fuerza y por primera vez las Islas Malvinas, Rivero encabezó una rebelión de criollos e indígenas, desconociendo la autoridad impuesta de los británicos.

La batalla de la Vuelta de Obligado —pese a ser una derrota táctica— dio como resultado la victoria diplomática y militar de la Confederación Argentina, debido al alto costo que demandó la operación.

Implícitamente, la resistencia opuesta por el gobierno argentino obligó a los invasores a aceptar la soberanía argentina sobre los ríos interiores.

Batallas de “El Álamo” y  “La vuelta de Obligado”Con la firma de sendos tratados, Gran Bretaña y Francia ordenaron el retiro de su flota y se reconocía la navegación del río Paraná, como una navegación interna de la Confederación Argentina y sujeta solamente a sus leyes y reglamentos, lo mismo que la del río Uruguay en común con el Estado Oriental.

Históricamente, los federales y nacionalistas argentinos han considerado el combate de la Vuelta de Obligado como el más importante triunfo en la lucha por consolidar y hacer respetar la soberanía de las nuevas repúblicas. A pedido del historiador José María Rosa, se declaró el 20 de noviembre: Día de la Soberanía Nacional.

La Batalla de la Vuelta de Obligado ha sido recordada en los billetes de 20 pesos argentinos, que en una cara lleva el retrato de Juan Manuel de Rosas y en su reverso una imagen de la Batalla de la Vuelta de Obligado.

El sitio donde estuvo ubicada la batería argentina es hoy un sitio histórico, con monumentos e inscripciones que recuerdan el hecho.

Conclusiones

Batallas de “El Álamo” y  “La vuelta de Obligado”En estos datos puntuales y esbozados sintéticamente, se advierte fácilmente, varias semejanzas entre sendas batallas.

Más allá del hecho de que son contemporáneas, pues solo hay una diferencia de siete años entre las dos, el hecho sobresaliente es que en ambas batallas estuvo en juego la soberanía de un país.

A México le costó una cruenta guerra y la pérdida de su territorio. A Argentina le costó que el dominio imperialista y colonialista cambie el rumbo de la guerra por el sojuzgamiento económico que tendría su pico máximo en los primeros cuarenta años del siglo XX.

Los dos países que defendían su soberanía, tenían a un General que los presidía: Antonio López de Santa Anna por México y Juan Manuel de Rosas por Argentina y los dos llevan una de en sus apellidos.

Por otra parte, tanto en una como en otra batalla:

• Fueron retirados los pobladores y usadas sus casas como fortificación.
• Se enfrentaron fuerzas totalmente desiguales.
• Se resolvieron en el transcurso de todo un día, comenzando en las primeras horas de la mañana y finalizando al atardecer.
• Murieron notables personajes de la historia: Jim Bowie y David Crockett en El Álamo y Antonio “El Gaucho” Rivero, en la Vuelta de Obligado.
• Fueron recordadas en billetes de uso legal.
• Los sitios en donde ocurrieron, son lugares históricos, con monumentos e inscripciones que recuerdan los hechos.
• Son consideradas como las mayores gestas de la historia particular.
• Son dos hitos en sus respectivas historias: “Recuerden El Álamo” y “Día de la Soberanía Nacional”.

Las arengas de los jefes

-El Teniente Coronel Travis, reunió a la tropa para lanzarles un discurso que si bien se mira, no era muy alentador:

Chicos, estamos rodeados por un ejército suficientemente poderoso para aniquilarnos de un solo golpe, la ayuda no llegará a tiempo y no nos rendiremos jamás ¡Ánimo muchachos, no rendirse!

-El General Lucio Norberto Mansilla, quebrado por la emoción, le dijo a su tropa:

¡Allá los tenéis! Considerad el insulto que le hacen a la soberanía de nuestra patria al navegar, sin más título que la fuerza, las aguas de un río que corre por el territorio de nuestro país. ¡Pero no lo conseguirán impunemente! ¡Tremola en el Paraná el pabellón azul y blanco y debemos morir todos antes que verlo bajar de donde flamea!

-Las palabras vertidas por el Teniente Coronel Juan Seguín, del ejército de la República de Texas, se hallan inscriptas en español, en el mausoleo de los defensores de El Álamo:

Compañeros de armas: estos restos que hemos tenido el honor de conducir en nuestros hombros son los de los valientes héroes que murieron en el Álamo. Sí, mis amigos, ellos prefirieron morir mil veces a servir el yugo del tirano. Qué ejemplo tan brillante, digno de anotarse en las páginas de la historia.

El genio de la libertad parece estar viendo en su elevado trono de donde con semblante halagüeño nos señala diciendo: "ahí tenéis a vuestros hermanos, Travis, Bowie, Crockett y otros varios a quienes su valor coloca en el número de mis héroes.

Yo os pido que poniendo por testigo a los venerables restos de nuestros dignos compañeros digamos al mundo entero. Texas será libre, independiente o pereceremos con gloria en los combates".

-El parte de batalla del Jefe Francés Trehouart a su gobierno, es el mejor homenaje a los héroes argentinos: "Siento vivamente que esta gallarda proeza se halla logrado a costa de tal pérdidas de vidas, pero considerando la fuerte oposición del enemigo y la obstinación con que fue defendida la plaza, debemos agradecer a la Divina Providencia que no haya sido mayor".

-Mientras que el Almirante inglés Inglefield, en su informe de guerra a la Corona Inglesa, dice: "Bizarro hecho de armas, desgraciadamente acompañado por mucha pérdida de vidas de nuestros marinos y desperfectos irreparables en los navíos. Tantas pérdidas han sido debidas a la obstinación del enemigo".

Bibliofrafía:

José María Rosa. Historia Argentina. Tomo V. Ed. Oriente.
Francisco Hipólito Uzal. Obligado la batalla de la soberanía. Ed. Moharra.
Carlos Ibarguren. Juan Manuel de Rosas. Ed. Theoría.
www.atp.com.ar.
Wikipedia.