Edición 359

María... Llega en su burrito sabanero para repartir regalos

PDFImprimirCorreo electrónico

Navidad en Colombia

La virgen María, José y el pastor, son los niños que representaron el pesebre en un pasado diciembre. Este año se alistan para lo mismo. Foto: Juan Carlos Cotrina. El Buque de Papel.

Unos ojos llenos de amor por la Navidad observan la casa de la señora María Lizarazo. Un niño de tan solo ocho años, busca con ansiedad a la señora que desde hace dos años le da, tal vez, su único regalo.

David es un niño que vive al sur de Bogotá, en un barrio llamado Patio Bonito; él cuenta cómo es una navidad en su casa: “Me gusta la Navidad, en mi casa casi no tenemos regalos pero estamos juntos”, comenta con una mirada ansiosa, mirando de frente a la señora María.

Robusta, ojos café, piel trigueña, de corazón grande, se prepara para dar felicidad a los niños que asisten a sus novenas en el mes de Diciembre.

Novena de Navidad 2007

Así fue la novena organizada por María en diciembre de 2007; más de 150 niños asistieron. Foto: Juan Carlos Cotrina. El Buque de Papel.

Lo más importante para ella es tener la posibilidad de que los niños se acerquen a Dios y por supuesto poder darles por lo menos un juguete de Navidad. Para este año está un poco preocupada, ya que ella acostumbra a reunir los niños con algunos días de antelación. Sin embargo, antes de las novenas, sólo habían tocado en su casa 10 niños para inscribirse.

Ella cuenta cómo en años anteriores la cantidad de niños aumentaba: “He llegado a tener hasta 150”. Pero tantos niños hacen que la mente vuele y surgen preguntas como las siguientes:

¿De dónde sale el dinero para  los regalos de los niños?

La verdad sale del bolsillo de mi hijo (risas), y algunos vecinos también aportan algo a la causa.

Maria organizadora novena

En la soledad de su cuarto María piensa cómo hacer que la Navidad y la novena sea distinta para muchos. Foto: Juan Carlos Cotrina. El Buque de Papel.

¿Por qué hace algo como esto, si no son sus hijos o parientes?

Todos los niños tienen derecho a acercarse a Dios, a tener una Navidad en paz, rodeados de otros niños con los cuales pueden divertirse.

¿Siente que este año los niños tienen pereza de hacer la novena?

A ratos me preocupo, sin embargo yo se que poco a poco estarán llegando.

¿En su casa si caben tantos niños?

Pues en otros años la hacíamos en el garaje de la casa, pero el año pasado cuando batimos el record (risas) nos tocó alquilar una carpa y hacerla en la cancha de baloncesto.

Niños con montaje de la novena

Celebrando el montaje en escena. Foto: Juan Carlos Cotrina. El Buque de Papel.

Para los niños es una buena oportunidad de conseguir diversión ¿O quién no recuerda que era toda una aventura repetir novena, para otra porción de arroz con leche o la galleta, gelatina, en fin lo que repartieran en el lugar cuando éramos pequeños?

María, además de preparar los regalos, también hace lo propio y como dice ella: “Orando porque mi Dios me dé una idea de cómo voy a hacer el pesebre el 24”.

Cantando la novena

Reuniendo niños para la novena del 2008. Foto: Juan Carlos Cotrina. El Buque de Papel.

¿Cómo así que hasta esa fecha se pone en la tarea de hacer la  casa del niño Dios?

No lo que pasa es que siempre por ser el último día seleccionamos a los niños que van a ser la representación del nacimiento de Jesús.

Los papás de los niños vienen ese día y toman fotos y así se dan cuenta que sus hijos buscan amor y  piden todos los años tener una familia unida. En su cuarto, en medio de la soledad, piensa cómo hacer algo distinto para este año, mientras hace una novena a los santos, con el fin de poder lograr que los corazones de muchos rebosen de emoción y amor.

La Navidad es una época de reconciliación y de unión para muchos niños que toman la decisión de acercarse a la casa “Verde”, donde doña María, es un sueño hecho realidad: los buñuelos, el arroz con leche y la natilla, siempre los esperan cada 24 de Diciembre con una petición al cielo que los lleve a tener una vida feliz junto a los suyos.

Celebrando la novena de aguinaldos

Ensayando el Burrito Sabanero con los niños. Foto: Juan Carlos Cotrina. El Buque de Papel.

María, dice, que hasta el fin de sus días estará convencida de la misión que tiene cada año que se va, y es la de poder llevar a muchos niños de su comunidad el amor de Dios. Los regalos para ella son algo que pasa, pero en su alma y corazón las peticiones de esos niños quedan durante el año que comienza, siempre esperanzada en montarse sobre su “burrito sabanero”, como dice la canción-villancico,  ver un nuevo amanecer y decir  a muchos ¡Feliz Navidad!

Armando el Árbol de Navidad

"Todos los niños tienen derecho a acercarse a Dios, a tener una naviad en paz, rodeados de otros niños con los cuales pueden divertirse". Foto: Juan Carlos Cotrina. El Buque de Papel.