Edición 363

Las disqueras colombianas ignoran al metal

PDFImprimirCorreo electrónico

Las disqueras colombianas ignoran al metalLos integrantes de las bandas colombianas Soulburner, Witchtrap y Cromlech la tienen clara: las disqueras nacionales prefieren cerrar los ojos y taparse los oídos para no apoyar a la cantidad de buenos grupos del metal en el país y desconocer todo un mercado que está ahí, barda afuera del escenario de Rock al Parque.

Así lo indicaron Bernardo García, guitarrista de Soulburner, B.A. Ripper voz de Witchtrap y Andrés Giraldo, líder de Cromlech, de Medellín.

“Aquí entran 80 mil o 100 mil personas cada día. Si ellos quisieran apoyar a las bandas, imaginen el mercado que tienen, pero prefieren decir no a secas”, dijo Ripper, quien recordó que comenzaron hace quince años con una guitarra acústica y con cajones.

Por ejemplo, y respondiendo a la pregunta del Buque de Papel, de cómo hacer para que el rock despegue como la industria cultural, del entretenimiento y del mensaje que es, los tres pidieron respeto por lo que hacen.

“No somos un circo, como quieren hacernos ver algunos. Somos músicos consagrados y tenemos pasión por la música. Pero es claro, la gente tiene que ver que esto es un negocio también y tienen que apoyarnos comprando la música que les gusta”, dijo García.

Lo secundó Withchammer, el guitarrista de Witchtrap, también de Medellín. “Los ensayos no se pagan solos. Los chicos que vienen aquí deben entender que aunque la pasión nos mueve, hay que pagarlas cuentas, comprar instrumentos e intentar vivir del cuento”, añadió.