Edición 368

Jamaica y Colombia, por los lazos musicales

PDFImprimirCorreo electrónico

Jamaica y Colombia, por los lazos musicalesEn el segundo  día de Rock al Parque 2010, el espacio se abrió para el reggae, con la presencia de maestros, como el hijo de Bob Marley, Ky Many Marley y los buenos trabajos –ilustres desconocidos  colombianos- que rinden homenaje a la cultura jamaiquina y del Caribe.

El hijo menor de Marley decidió continuar con la zaga musical que su hermano, Ziggie, intentó en los 90, al igual que las matronas del coro de la banda de Bob.

Cuando saltó a la  tarima, la ovación de los miles de asistentes no se hizo esperar. Y más porque abrió con una de las canciones de su taita, el “reggae music” y uno de sus “yeahh” sostenidos.

Y la buena vibra se extendió cuando arribó a la sala de conferencias de prensa.

Una buena onda que le permite reconocer que los problemas de su país siguen estando latentes.

Ky Mani respondió al interrogante del Buque en el sentido de qué tanto ha cambiado su país, luego que su padre le cantara al hombre común, a la pobreza, al gueto, a la esperanza.

Jamaica y Colombia, por los lazos musicales“Jamaica aún tiene los mismos problemas de ese tiempo (finales de los 70) políticos y pobreza, pero la gran diferencia es que cuando hablan son escuchados. Es un pueblo que se ha levantado de sus caídas, pero  aún hay problemas de pobreza, con los políticos y ese tipo de cosas”,, evocó.

Ahora, y estrechando las relaciones entre Jamaica y Colombia, los nacionales de Ras Jahonnan & Natural Selection afirman que su proyecto es más que música y pasarla bueno, sino todo un montaje de intercambio cultural de respeto y admiración por el mundo reggae, pero trazan fronteras en cuanto a sus gustos musicales.

“A nosotros nos gusta también el vallenato, como expresión autóctona colombiana, y que tiene otros espacios y escenarios. Ahora, transmitimos nuestros mensajes y los llevamos a un punto  muy alto donde nos escuchan”, aseguró.

En cuanto a si la especialización se convierte en un problema, en un país que sólo apoya lo comercial, lo desestimaron, aunque reconocieron que el cuello de botella existe.

“Con el reggae podemos decir lo que pensamos y muchas cosas son incómodas, para los medios, para las disqueras, para la sociedad. Entonces, a veces, toca invertir hasta dinero para poder seguir adelante. Es nuestro deber”, agregaron.

Velandia y Alerta Kamarada

Jamaica y Colombia, por los lazos musicalesLos chicos de Bucaramanga y su tigra los “Kamarada” reiteraron el mensaje ecológico y de cuidado del planeta, que no es sólo por moda, sino como algo interno, de ejemplo de vida.

“Todos ensuciamos y a veces tratamos de cuidar, pero el asunto es personal. Nuestra música va para el agua y su cuidado”, agregaron los “alerta”.

Pero van más allá, le cantan a los desplazados, a los desaparecidos, en medio de esta guerra imbécil que existe y que los medios de comunicación y sociedad relativizan y hasta ponen en duda.  “Queremos tener una fundación bien bacana donde apoyemos a nuestros niños. Nuestro compromiso es real, con el país y con el mundo”, agregaron.

Finalmente, Velandia se refirió a su “rasqa”, el género musical que inventaron, como una mezcla de saberes, de libertad, de mensaje completo. “Ser músico, es el mensaje”, agregó.

La Puya boricua

La buena banda de Puerto Rico fue otra de las bandas destacadas en este rock al parque 2010. Aseguran que sería bueno grabar algo colombiano. “Nos gusta la mezcla de la música y la colombiana no sería la excepción. Experimentamos con la fusión del rock pesado y los  sonidos  caribeños, salsa, son, entre otros. Así se rompen fronteras, como cantar en español y todas las canciones tienen un enfoque positivo”, remarcaron.

Los de Puya se las traen y no son aparecidos. Tocaron con Ozzy luego de comenzar como un taller de música pero ya tienen una trayectoria que los catapultó como uno de los mejores grupos latinoamericanos: grabaron con Pink Floyd, Kiss e hicieron una versión de “A material world”, de The Police. Es más, se consideran como un homenaje en español para los muchachos de Sting.

Indicaron que se sienten bien en Bogotá, en su segundo rock al parque y en Santiago de Chile.

Asian Dub Foundation

Jamaica y Colombia, por los lazos musicalesLos muchachos del “Asian Dub” afirman que su género musical es el nombre de su grupo, es decir que tocan de todo, desde el rock, música tradicional india o de raíces negras. Es una pequeña muestra más de la multiculturalidad londinense, el Nueva York europeo.

Ahora, ese viaje musical también se traduce en llegar a estas latitudes, como las bogotanas, y que destacan como un gran lugar y un festival que no dudan de calificar como uno de los más importantes del mundo, y todo por ser gratuito.

Pero no sólo trabajan con música, sino que están comprometidos con las causas sociales, como la fundación Boogaloop, que apoya a músicos que no tienen recursos para avanzar.

Los chicos, de una dulzura y alegría superlativas se lo gozaron en la rueda de prensa. A cada pregunta solemne de los periodistas, como la de saber cómo hacían para superar sus diferencias raciales y hasta religiosas, interrogante peligroso en el presente mundial de estigmatizaciones, lo minimizaron recalcando el cliché de que la música hermana y derriba muros, y que lo más grave que han tenido entreellos “es que se han sacado la lengua”.