Edición 369

Bogotá quiere afianzarse como punto del turismo internacional

PDFImprimirCorreo electrónico

Elsa Victoria Muñoz, Directora de Turismo de Bogotá

La capital es el centro turístico nacional. Crecimiento en servicios e infraestructura es importante pero falta consolidarlo. Las localidades serán claves en el futuro del sector en la ciudad y en la promoción. En unos meses iniciarán los programas ecológicos. Apuesta por la “industria sin chimeneas” pero equilibrada.

El sonido de los pájaros del mediodía y de las ramas de los eucaliptos y pinos gigantes que circundan al Teatro del Parque al vaivén del viento, se confunde con el de los automóviles que van a toda marcha por sobre la Carrera Quinta, hacia el centro de la ciudad. Y en plena esquina, donde confluyen esos sonidos de naturaleza y el ruido de la llamada “civilización”, se ubica la sede del Instituto Distrital de Turismo de la ciudad, en cuyo interior también el ritmo es acelerado: uno que es propicio para una urbe del siglo 21.

Y es esta paradoja la que mueve al mundo: la de buscar conservar lo ecológico que aún subsiste, pero sacarle el mayor provecho en generación de recursos, como los derivados del turismo. Algo que se le llamó “desarrollo sostenible”, pero que muy pocos países entendieron. El ritmo siguió siendo de vértigo, y hasta el turismo, se convirtió en pesadilla depredadora.

Es por eso que decidimos abordar a la directora del Instituto, Elsa Victoria Muñoz Gómez, quien nos confirma una buena nueva: en unos meses arranca un programa distrital de turismo, pero en las localidades donde aún hay verde, y donde se pueden generar recursos, pero también tejido social y reconocimiento y respeto de esos mismos sectores, por sus propios habitantes.

Tal es el caso de Engativá, con sus humedales, como Santa María del Lago, en donde ya hay algo de turismo montado, o Jaboque, que requiere una intervención urgente de diferentes entidades estatales y del sector privado para evitar que se siga construyendo encima de él, o contaminando con obras de colectores de aguas negras, como los que construye la empresa de acueducto de la ciudad.  Suba, Teusaquillo, Usaquén, serán otras de las localidades a las que podríamos llamar en unos meses “de turismo verde”.

El Buque de Papel habló con la funcionaria sobre este, la importancia que se le quiere dar a las localidades, pero también sobre el actual comportamiento del turismo en una ciudad como Bogotá, que es la zona cosmopolita de todo el país, el arribo de extranjeros para hacer negocios y el aumento en hoteles, e infraestructura turística específicamente.

-¿Podemos decir que Bogotá es el epicentro turístico nacional e internacional?

Nacional, sin duda; es la ciudad de todos los colombianos. Internacional, aún falta por consolidar y promover. Bogotá se ha vuelto un destino turístico importante, como Colombia. El país cuenta con una diversidad impresionante en climas, culturas, tradiciones, atractivos, playas, mares, montañas, ríos. Y Bogotá más, porque se encuentra de todo, es una mezcla de culturas de todo el país y de extranjeros. Hay una diversidad en la oferta porque a la gente le gusta como abrebocas para todo lo que encuentra en Colombia, como en gastronomía, música, y gente, uno de los atractivos más grandes de la capital.

-¿Los extranjeros prefieren venir aquí?

Sí. Se cree que el destino final y central de los extranjeros es Cartagena, y no lo es, es Bogotá. Así lo dicen las estadísticas. Y lo es porque hay un 40 por ciento de las personas que llegan de otros lados, lo hacen para hacer negocios. Aquí está el centro de las decisiones tanto del sector privado como del estatal. Nos perfilamos como el principal centro de negocios por encima de otras ciudades de Latinoamérica, con agregados como el Centro Internacional, Corferias, entre otros.

Además tenemos turismo vacacional, de salud, entre otros.

-Pero ¿qué es el turismo?

El turismo es una actividad entendida como una industria, como una acción económica. Produce riqueza en la medida en que una persona se desplaza desde su sitio de origen o de su hábitat normal y pernocta en otro, desde 24 horas hasta 6 meses. Aquí llegan de todo el mundo para que les hagan una cirugía plástica, una bariátrica, o diseño de sonrisa. Por recreación o por visitar a sus familiares, por conocer su historia y riqueza patrimonial, Eso deja ingresos para una gran cadena productiva, como agencias de viajes, hoteles, restaurantes, bares, atractivos de la ciudad, el transporte, la riqueza patrimonial y hasta natural de la ciudad. Es mucha la gente que está llegando a nuestra ciudad permanentemente, y tenemos que tener una actitud positiva y abierta para acoger a todos los turistas.

-¿Cómo se desarrolla la política actual de turismo?

Fortalecer  la ciudad en ese sentido, hay que crear las condiciones de la ciudad, ara que sea una amable, con infraestructura suficiente y con diversidad de precios, para que turistas d todos los niveles puedan llegar a la ciudad, con calidad, y que la ciudad pública, sus servicios públicos sean fortalecidos.  Ahora nos enfocamos a esos recursos naturales

Y todos los eventos que se desarrollan El Festival de Teatro, El Festival de Verano, Rock al Parque. Todo esto atrae a la gente; lo mismo sucede con el estudio profesional. A Bogotá hay que mostrarla, manifestar el interés para que vengan y diseñar y montar los productos turísticos. Como el transporte, que tenga qué hacer aquí, que se oriente según la señalización turística, que cuente con seguridad.

Hay una promoción nacional y otra internacional. El turismo tiene un mecanismo muy particular de promoción como las ferias mundiales de turismo, Así pasa en Madrid, Alemania, Ecuador, Argentina, y ahora Lugano, en Suiza. Allí se vende la ciudad, qué ofrece, qué se puede hacer, cuánto vale. Y trabajamos conjuntamente con el sector privado, aerolíneas, agencias de viajes, y ver cómo llegar, cómo alojarse, etc.

-¿Cómo se encuentra la ciudad en infraestructura turística?

La infraestructura hotelera de Bogotá llega a 9 mil camas, y va a crecer un buen porcentaje más en estos cuatro años. Por ejemplo, en eventos importantes, a veces no se encuentra alojamiento. Bogotá está, en épocas, en ocupación de más del 70 por ciento del total disponible.

Nuestra ciudad se volvió epicentro de la gastronomía nacional e internacional, como se ve en las zonas, las llamadas C, H, o T, entre otras.

A la gente le encanta venir a comprar, tenemos diseñadores de  moda reconocidos internacionalmente. Contamos con una riqueza cultural enorme. Mucha gente llega al Festival de Verano, al de Teatro o a Rock al Parque, sin contar con los demás eventos al aire libre, en salas concertadas, las del sector privado también, o los museos y el circuito cultural de La Candelaria y otras zonas específicas.

-¿Lo ecológico cuenta?

Sí. Ahora se está perfilando el turismo de naturaleza. Un esfuerzo tan grande de la comunidad, como con la recuperación de la Conejera, en Suba, no puede pasar desapercibido. En un momento dado estaba lleno de basura y se estaba utilizando para construir viviendas. Ahora, el esfuerzo conjunto entre la comunidad y el acueducto ha funcionado. Llegan pájaros desde otras latitudes, que migran. El turismo de avistamiento de pájaros es importantísimo en el mundo y deja mucha plata. Pasa en Santa María del Lago, como con las tingüas. Y Bogotá se va a consolidar como tal.

-¿Qué importancia tienen las localidades en ese plan de turismo verde?

Toda esa riqueza verde descansa sobre la iniciativa ciudadana de las localidades y comunidades, que quieren aprovechar turísticamente sus propios lugares y patrimonios verdes y ecológicos. El Instituto los está apoyando para que se desarrollen como empresas turísticas, pero hay que aclarar que no pueden ser megaproyectos, porque hay que medir su impacto; de lo contrario, los mismos reservorios se acabarían.

Los colegios lo aprovechan bien, hoy, pero la idea es que vengan los extranjeros. ¿Te imaginas que a 40 minutos del Tequendama puedas encontrar  y observar patos canadienses? La respuesta de las comunidades en las localidades ha sido positiva.

La información es poder

Elsa Victoria Muñoz, Directora de Turismo de Bogotá

Elsa Victoria Muñoz, Directora de Turismo de Bogotá. Foto: Carlos Fernando Álvarez. El Buque de Papel.

-¿Qué son los PITS?

Son nueve puntos de información turística. Contamos con cuatro en los llamados Puntos de Encuentro, donde hay venta de periódicos, café, baños públicos, artesanías y son centros de información turística. Estos se ubican en estaciones de Transmilenio.

Gracias a una alianza con la ETB y con la Secretaría General de la ciudad, contamos con pantallas de plasma y con banda ancha. La gente puede acceder gratuitamente por 15 minutos a toda la información turística y contar con asesoría de personal capacitado bilingüe o trilingüe. Te orientan sobre cómo encontrar un hotel, un restaurante; dónde comprar, o ubicarte de cómo llegar a través de qué medio de locomoción.

Estamos avanzando en informática. Tenemos un convenio con la Cámara de Comercio de la ciudad y con el IDU, con el fin de construir un nuevo portal transaccional. En el turismo esta forma es la que predomina. Alguien que quiera viajar a otro destino, se mete al internet, y puede ver los hoteles, las habitaciones, los restaurantes, obtener toda la información de pasajes, hacer reservas y hasta pagar. Bogotá no tenía esto, y creo que a comienzos del año entrante contaremos con este sistema.

-¿Dónde están los PITS?

Uno queda en Unicentro, en su entrada uno (norte); el del Centro está en el Palacio Liévano (Alcaldía Mayor), en alianza con Proexport y con información de todo el país; está el de Corferias; en el Centro Internacional (Parque de la Independencia, Quiosco de la Luz); y en el Terminal de Transporte.

Los Puntos de Encuentro se hayan en estaciones de Transmilenio. A saber: en Alcalá, sobre la Autopista Norte; Las Aguas; Mundo Aventura; y en El Tintal.

Este año abriremos tres nuevos centros de información, uno en el Puente Aéreo y dos más en Eldorado (en los muelles nacional e internacional).

-¿Qué hace falta para terminar de redondear el trabajo y consolidar a la ciudad como punto turístico internacional?

Más promoción de la ciudad. Hemos avanzado enormemente en el tema de seguridad, en bajar los índices de riesgos.  En una encuesta hecha por Proexport, los turistas que vinieron a la ciudad manifestaron en un gran porcentaje que quieren regresar, porque se sienten a gusto y lo que más destacaron fue a la gente.

También desarrollaremos un trabajo para señalizar turísticamente a la ciudad como es debido.

-¿Y de plata cómo se encuentra el Instituto?

Llevamos un año de creados y en funcionamiento. Mencionar la cifra exacta podría dar la impresión que es poco o es mucho; pero lo que sí puedo afirmar es que en un año crecimos un 300 por ciento en recursos.

Esta tarea no sólo es del sector oficial y de sus entidades, sino de las alcaldías locales, que afortunadamente cuentan con temas turísticos y recursos en sus planes de desarrollo particular, y de la alianza con el sector privado y toda la ciudadanía. Hace 10 años la ciudad no se consideraba como turística. Hoy, sí y tenemos una tendencia al crecimiento.

Bogotá es una ciudad llena de sorpresas y por descubrir, donde hay una gran riqueza que es nuestra gente, Los ciudadanos se divierten, disfrutan, buscan estar felices y cada día aprecian más y más cosas nuevas que surgen.

Cifras para pensar

  • La firma encuestadora Napoleón Franco realizó un sondeo entre viajeros no residentes en la Capital. Se detectó que los principales motivos de viaje a Bogotá son los negocios y la visita a familiares o amigos que aquí residen.
  • Es considerable el porcentaje de viajeros que se desplazan a tomar sus vacaciones en Bogotá.
  • Un porcentaje alto de quienes ha visitado la ciudad más de una vez, la visitan tres o más viajes en el año y los bienes y servicios consumidos por los viajeros son calificados como buenos y excelentes.
  • De acuerdo con la Asociación Hotelera de Colombia COTELCO, el porcentaje de ocupación en la ciudad que para el año 2000 se movía entre el 39% y el 55%, para 2007 mostró registros entre el 58% y 77%.
  • Cadenas, como Hilton o  Marriot, iniciaron la construcción de hoteles y complejos de negocios que incrementaran la oferta actual en cerca de 1.500 habitaciones en los próximos 3 años.
  • Según el DANE, Bogotá contaba en 2007 con aprobación de 146.418 metros cuadrados para construcción de hoteles, correspondiente al 50% del área total aprobada en el país.
  • En cuanto a los turistas extranjeros, y en sondeo hecho por Proexport, el 54 por ciento declaró que era la primera vez que llegaba a Bogotá.
  • De ese porcentaje, el 51 por ciento es de personas entre los 18 y los 30 años de edad.
  • Los países de donde provienen son en su orden Estados Unidos, Venezuela, España, Ecuador, Perú, Argentina y México.
  • El 36 por ciento afirmó que la ciudad debe mejorar, primero, en limpieza de calles, reclama más orientación y señalización. El tema de inseguridad sólo fue requerido por el 2 por ciento de los encuestados.