Edición 364

Henry I, rey de Bolívar

PDFImprimirCorreo electrónico

Henry I, rey de BolívarFaltó Leguiza  por el fallecimiento de su padre el jueves a la noche. Pero estuvo TODO EL EQUIPO obsequiándole éste triunfo como para mitigar, en algo, tanta pena, tanto dolor.

En estas ocasiones, suelen ocurrir dos cosas: el plantel se deprime y acusa el golpe, con un resultado generalmente negativo, o se aprietan los dientes más que nunca y se triunfa a fuerza de amor propio y de solidaridad.

Como se podía esperar de nuestros muchachos, conociendo la clase de personas que son y el cariño por su compañero en desgracia, pusieron lo que se debe poner en éstas circunstancias y jugaron un buen partido, consiguiendo un triunfo fundamental como visitante y en reducto y  ambiente desconocido.
 Nuestros “Marrones” ganaron con justicia y podría haber sido por algún gol más de diferencia si Wilson hubiese tenido un poco más de fortuna en las dos clarísimas situaciones de gol del primer tiempo.

En una, le quiso demoler el arco a un dubitativo arquero local y la pelota se fue por arriba del tubo horizontal.

En la otra, cabeceó un centro de Milla por izquierda y le cambió la dirección a la pelota para alejarla del arquero, increíblemente, ésta lamió el tubo izquierdo y se fue afuera.

Henry I, rey de BolívarEl “Tanque” Jiménez, de gran actuación, tuvo su gran chance cuando en una gran jugada le quiso poner la pelota al tubo derecho –el más alejado-  del “uno” local y el envío se fue afuera.

Tres claras situaciones y un gran despliegue físico y futbolístico de nuestro equipo, que no se plasmó en la red.

Pero pudimos apreciar que había una muy buena actitud y que Atlas era más que un desordenado Sportivo Barracas.

En la segunda parte, todo siguió bastante parecido, pero con “Puma del Oeste” inteligente que manejó – por momentos – el partido como era su deseo y un equipo local que se debatía entre su impotencia, la desesperación y la falta de ideas.

Mucho más notorio, cuando Enrique, en una gran actuación individual, luego de una jugada colectiva típica de nuestro conjunto, abre y cierra el marcador.

Henry I, rey de BolívarDe ahí hasta el final, Atlas desparramó su jerarquía y su temple y soportó el resultado y, en los minutos, parado de contraataqué, hasta pudo llegar a aumentar las cifras. Gran actuación de Balmaceda, de Enrique y de Milla. 
La gente de la ciudad de Bolívar y los allegados al club, se comportaron maravillosamente y soportaron con dignidad la derrota.

Fuimos atendidos de manera sobresaliente y hemos cosechado varias amistades.

Creo qué, con trabajo y sin desesperación, van a ir remontando éste bajón anímico – futbolístico por el que están atravesando.
 Se viene Argentino de Quilmes en el “Santuario Ricardo Puga” y le pedimos a los hinchas de Atlas que vengan a alentar con pasión y honestidad y a no pedir que regrese ningún técnico. El que tenemos “sabe, puede y quiere”.

 

 

Henry I, rey de BolívarCancha: Municipal de Bolívar (6)
Público: 215 (200 de Sp. Barracas * 15 de Atlas *)
Árbitro: Leandro Rey Hilfer (8)
Sportivo Barracas (Bolívar): Velázquez, Carrica, Zarza, Cristal, Barea, Silva, Díaz, Carrizo, Figueroa, Cremosani, Centurion. DT: Daniel Zurita.
Atlas: Ponzio, Enrique, Caputo, Godoy, Balmaceda, Alcaráz, Montuori, Milla, Oroná, Severino,Jiménez. DT: Néstor Retamar.
Goles: Enrique (A).CAMBIOS: Romero x Oroná, Bogado x Giménez, MIranda x Milla (A) - Piculicci
x Cristaldo, Godoy x Vázquez Centurión, Eschiafer x Cermosani (SB).
Amonestados: Enrique (A).