Edición 363

Crónica de un asiduo perdedor

PDFImprimirCorreo electrónico

Se retiró peor boxeador de la historia

Peter buckley, el peor boxeador en la historia

Peter Buckley, el peor boxeador de la historia. Imagen de Gettyimages.com. El Buque de Papel.

El "Aston Villa Leisure Centre" de Birmingham, West Midlands, Reino Unido, fue el escenario de una velada atípica: el jornalero británico Peter Buckley, considerado por muchos como "el peor boxeador activo de la actualidad", “colgó” los guantes, después de una carrera de 19 años y 299 peleas en el boxeo profesional.

La pelea, pactada a cuatro asaltos fue contra el también inglés, Matin Mohammed.

La carrera de Buckley comenzó el 10 de octubre de 1989, acumulando un record en el boxeo profesional de 31-256-12 (8 KOs). Si, leyó bien, 31 victorias, 256 derrotas, 12 empates y 8 de esas victorias por la vía del nocaut. En ese trayecto, Buckley perdió frente a cuarenta y dos púgiles que se convirtieron en campeones mundiales, europeos, británicos y de la Commonwealth.

Peter Buckley quizás ha perdido más peleas que cualquier otro púgil en la historia del boxeo, después de haber boxeado 1680 asaltos. El británico esta obstinado en lograr su pelea número 300 y asegura que esa sí será la última. "Mis amigos dicen que no me podré retirar, que me ofrecerán pelear más adelante y diré que sí", declaro Buckley recientemente en una entrevista con los medios locales.

"Tenía puesto el ojo en la número 300. Es un hito que quiero lograr, pero no seguiré peleando. Y esta vez va en serio." La comisión de boxeo local ha obligado a Buckley a pasar por varias pruebas médicas, antes de sus combates, pero siempre la superó.

El británico amerita su buena salud y condición a que siempre se mantuvo cerca del gimnasio, en espera de una nueva oportunidad en el ring. "Me paso todo el tiempo en el gimnasio, así que si me invitan a boxear con sólo dos horas de antelación, digo que sí…El boxeo me ha dado buenas vacaciones, una casa, un coche y mi mujer y mi hija viven bien. Pero no he boxeado por dinero. El boxeo me evitó ir a la cárcel. El boxeo me sirvió para respetar a los demás y para respetarme a mí mismo," sentencio Buckley.

El pleito terminó, cosa contraria a su vida deportiva, con una victoria sobre Mohammed.