Edición 353

Bienvenidos a la Bogotá Humana ya

PDFImprimirCorreo electrónico

Bienvenidos a la Bogotá Humana yaCon esta frase terminó su discurso que se prolongó durante hora y media, y donde el nuevo alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, mantuvo el rasgo más importante de su carrera política que lo llevó en las urnas hasta el Palacio de Liévano: coherencia.

Y así lo ratificó al explicar su plan de Gobierno y hacer anuncios como el de la prohibición las 24 horas del día al porte de armas en toda la ciudad, abrir la convocatoria a cabildos abiertos en la ciudad, para la definición del plan de ordenamiento territorial y plan de desarrollo y la propuesta del medio de transporte masivo eléctrico. En tres meses, los ciudadanos ayudarán a construir la bitácora para los próximo cuatro años, como el plan de desarrollo y podrán decidir sobre su futuro y el ordenamiento territorial de la ciudad, los programas más importantes de cualquier alcaldía. Por eso, Petro dijo que la localidades, la ciudadanía, pasará de decidir inversiones de $150 mil millones a $4 billones.

También, se la jugó por la que llamó la ciudad del agua y la adopción de medidas medioambientales como el rescate de los afluentes de la ciudad y la redensificación de zonas inundables donde nunca se debió construir y del centro capitalino, entre otras medidas.

Bienvenidos a la Bogotá Humana yaEn cuanto al porte de armas, Petro indicó que más que medidas para restringir la rumba, el comercio, el consumo de licor, lo que tiene que hacer la autoridad en la ciudad es prevenir y evitar que los ciudadanos tengan armas con las cuales afecten a los demás.

"En 1989 le dijimos al país que entregábamos las armas, hoy no podemos decir algo diferente. Por eso, el alcalde de la ciudad, como primera autoridad de Policía ordeno que a partir de hoy no se permita el porte de armas, como las de fuego, las 24 horas del día", declaró, al recordar la desmovilización de la guerrilla del M-19, en la cual militó.

El nuevo alcalde también hizo anuncios que se podrían interpretar como una declaración de principios, muy suyos, y que van a pisar más de un callo, como los de los grandes constructores de la ciudad, los adinerados con la decisión de cobrarles más impuestos, los comerciantes de la política, con su idea de darle prioridad a la educación pública y beneficios sociales, por ejemplo, a los 360 mil niños que hoy carecen de desayunos comunitarios y mucho menos acceso a la educación básica.

No a la ALO

Ratificó que no habrá ALO, o la avenida longitudinal de oriente y sí un servicio de transporte masivo impulsado por electricidad y en los terrenos ya adquiridos por el Distrito para esta obra, construir las sedes occidentales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, su ciudadela, bibliotecas, escenarios deportivos. En cuanto a la U Distrital dijo que presidirá su consejo directivo, sin más delegaciones como han hecho los alcaldes casi que por tradición.

Bienvenidos a la Bogotá Humana ya"O le damos espacio a los carros particulares y sus llantas y el cemento por todo lado, o le damos espacio a los cerebros de los jóvenes, los grandes triunfadores de las batallas futuras", afirmó. Ratificó que en

cuanto a la movilidad de la ciudad le apostará al rescate del tranvía, como el medio que le dio el desarrollo y crecimiento a la ciudad, pero aclaró que nos vendieron la falsa idea que el transporte masivo es de un solo modo, es decir que sólo buses lo constituyen. "Nada más falso. Son muchos los modos de ese transporte masivo, incluyendo buses, metro, tranvía, cable" agregó al reconocer que Medellín aventaja a Bogotá en esta materia y en la de telecomunicaciones.

El alcalde Petro pidió al Vicepresidente, Angelino Garzón, como vocero del Gobierno nacional, que se le permita a la ETB obtener la licencia para operar tecnología 4GM y poder tener una real banda ancha gratuita para los bogotanos y poder, incluso, llevarla a regiones nacionales donde no existan comunicaciones. De esta manera no se permite la configuración de otro monopolio en dicho servicio y gran negocio en las telecomunicaciones y sí se le da un empujón a la empresa de la ciudad, con más de un siglo de existencia y servicio para los capitalinos.

Y así pasó la mañana y parte de la primera tarde, cuando el nuevo mandatario de Bogotá, en su intervención que no fue discurso, como él mismo lo reconoció y donde también participó Carmen Palencia, presidenta de la Asociación de Víctimas por la restitución de tierras y que ahora reside en Bogotá desplazada dos veces por los grupos armados, anunció que la ciudad humana, don un nuevo esquema o modelo si se quiere de gobernanza, comienza su andar, con todos los ojos puestos encima y las fuertes presiones y juego sucio que llegará.

*Fotografías de EFE y de El Espectador