Edición 368

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tango

PDFImprimirCorreo electrónico

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tango La convocante ceremonia del tango en la que se dan cita los habitantes de todo el planeta es un lugar para imaginar un destino inédito. La ronda de orientales, europeos, latinoamericanos, gringos y tantos que bailan el tango, es la manifestación de una utopía.

 

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tangoEse grupo a veces reducido de seres apasionados por dibujar abrazados el invisible palpitar de sus corazones en distintos rincones del planeta están entregados a una actividad inútil y poco rentable pero que puede ser la metáfora del difícil reto de contener lo humano en un abrazo con todas sus vicisitudes, vulnerabilidades y patologías.

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tangoEsos cuerpos atados en un abrazo parecen lograr encantar los espacios en que se desata la furia o la pasión tanguera. Allí en esos entornos hechizados de tango, misantropía y compasión parecen convivir con la misma intensidad en el anhelo de lograr una interpretación inédita y única de la danza. Ese cuadro esta relatando una forma de estar en donde se expresan los claroscuros emocionales y fantasiosos de la humanidad.

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tango El tango es una de esas cosas instaladas en el universo espeso y atiborrado de la cultura y ha sabido navegar de la mano de fanfarrones, aristócratas y artistas llevando su aire de arrabal y cabaret, de poema cansado y triste, de danza catártica por todo el mundo. Desde este lugar se pueden lanzar ciertas reflexiones y aventurar un manifiesto que contenga a todos sus militantes. Como también lo hicieron en su momento ciertos grupos de artistas.

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tango El tango es un espejo en el que podemos mirarnos para descubrir lo maravilloso y siniestro, lo compartido y lo que no es compatible, el modo de entrar en dialogo con esa horda de tangueros que contaminan el ambiente de ansiedad e impulsos, formalidad y ataques de euforia.

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tango Mientras la sociedades europeas tratan de poner en orden la casa para no perder los logros sociales y también el estilo de vida logrado y las latinoamericanas parecen vivir, así sea solo la ilusión, de una prosperidad, en esa piel común del tango, se pueden provocar y ampliar el inventario de preguntas, el librepensamiento es un camino que desata relaciones y posibilidades y globaliza no solo las problemáticas económicas sino otras igual de complejas como los asuntos sutiles del existir ¬¿A que atar la existencia cuando todo es azaroso e incierto? A la belleza de una danza que revela lo más profundo del ser humano.

Conteniendo todo lo humano en un abrazo de tango En la pregunta diaria y existencial de hacia donde dirigirnos puede haber de fondo una danza y una música que nos porta hacia el lugar de nuestra profunda interioridad que aprende a convivir con otros en la permanente ronda del tango y donde los intérpretes se contienen con sus karmas y delirios, sus parquedades y exageraciones, sus frustraciones e iluminaciones que entran en dialogo para dejar aflorar el ser hechizado de danza y música.