Edición 363

Nuestra primera vez al aire

PDFImprimirCorreo electrónico

Nuestra primera vez al aireDos semestres atrás me interesé por una clase extracurricular en la universidad: Kai movement, "danza terapia", decía su descripción. Empecé a asistir y a conocer a la profesora, una joven de 20 años en ese momento quien entraba al salón y con su sonrisa su mirada y sus movimientos me transformaron el pensamiento.

Entonces Shintira, la profesora, se convirtió en una amiga, una persona de mi total confianza y admiración.

Hace un mes, ella me contó que para el día de la mujer, su tribu Cóndor Blanco, con el grupo Kai woman, iban a hacer una conferencia sobre la mujer en la universidad. Yo estoy en cuarto semestre de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Sergio Arboleda y veo una materia que se llama Taller de radio. Cuando Shintira me contó lo de la conferencia le propuse que le hiciéramos propaganda por medio de la emisora. Hablé con mi profesor, Juan Carlos Pérez, y él me dijo que les quería hacer una entrevista. Ese día de la entrevista fuimos Shintira, Daraki la directora de Kai woman en Colombia, y yo.

Terminamos la entrevista muy emocionadas. Al salir del estudio, Daraki dijo que "seria súper un programa de mujeres", y mi profesor de inmediato nos alentó a montarlo y pasar el proyecto. Más nos demoramos en salir de ahí que en montar el programa. Toda la siguiente semana trabajamos en las secciones que llevaría, la música que pondríamos y cómo pensábamos llevarlo a cabo. Cuadramos nuestros horarios y determinamos nombre del programa, objetivo principal, día y hora que se presentaría. Con toda la efusividad presenté en proyecto el 13 de marzo.

Nuestra primera vez al aireTodo pasaba muy rápido. En cuatro días habíamos creado un programa de radio y tres días después de presentarlo grabamos el piloto para saber si sería aprobado como nosotras queríamos que fuera. Ese mismo viernes que grabamos el piloto nos dijeron que sí y entonces vino la mejor noticia de todas, la que nos ha hecho sonreír todos los días hasta el momento. Saldríamos al aire el 23 de marzo.

La siguiente semana estuvimos reunidas dos veces en las que se nos ocurrieron millones de cosas para el tema del primer programa y por fin nos pusimos de acuerdo: sería Sensualidad y misterio, organizamos las secciones, dimos los tips de Cleopatra para Mujeres que embellecen el mundo y la carta del oráculo para ese día fue sensualidad.

Nos dimos cuenta que necesitábamos alguien que nos ayudara con la producción y organización de los temas cuando saliéramos al aire, una persona que estuviera pendiente de que no se nos olvidara nada, de los tiempos que llevábamos, mejor dicho, que fuera nuestra mente fuera del aire. Decidimos pedirle ayuda a Niny Orozco, quién también hace parte de Kai woman y respondió a nuestra propuesta inmediatamente.

Llegamos entonces el viernes 23 de marzo, ninguna tenía experiencia alguna, pero llevábamos la mejor actitud para que todo saliera bien. Sonó entonces el cabezote del programa y mis nervios aumentaron, el corazón palpitaba de tal forma que todo mi cuerpo sentía latido por latido, la sonrisa de todas era maravillosa y entonces la presencia masculina de Fernando López en el máster del programa me dijo "quedan 5 segundos". No había terminado de decirme eso cuando se predio la luz roja del letrero, que tenia a menos de un metro de distancia, en el que dice Al aire.

Nuestra primera vez al aireEn ese instante empezó algo que nadie se imagina: hablábamos, nos mirábamos como si estuviéramos en un sueño, se notaba en el ambiente nuestra alegría, nuestra emoción. Cada vez que salía un identificador, sonaba una canción, o había pausas institucionales, nosotras gritábamos, reíamos, bailábamos, sudábamos, pensábamos, nos invadía un gozo total. Fernando, el máster, nos miraba como si estuviéramos locas, pero sonreía también. Lo habíamos contagiado de nuestra satisfacción personal, de nuestra hermosa alegría y todo el cariño que nos teníamos entre nosotras.

Se terminó el programa y el estudio estalló en energía. Nosotras nos abrazábamos, nos felicitábamos, sonreíamos eufóricamente y gritábamos emocionadas. Fernando nos miraba sorprendido, pues nuestra audiencia en el primer programa fue sorprendente, aunque tuvimos silencios logramos seguir adelante. No dejamos que el pánico nos invadiera por lo que él nos lleno de felicitaciones. Y entonces nos enamoramos aún más de nuestro proyecto. Es el programa Pinceladas Femeninas y se transmite todos los viernes, de 10:00 a.m. a 11:00 a.m., a través del portal de la universidad: www.usa.edu.co. Y entrar a Radio Virtual.