Edición 363

¡Viva el planeta!

PDFImprimirCorreo electrónico

¡Viva el planeta!Reseña de un concierto ambiental y con agrupaciones que hicieron de este discurso su esencia.

Está claro que el cuidado del medio ambiente debe ser un punto fundamental dentro de la sociedad, pues actualmente nos enfrentamos a las consecuencias que nosotros mismos hemos causado, al no contribuir con su cuidado.

Es así como la música, que no solo va en la búsqueda del entretenimiento, sino que también quiere hacer reflexionar a las personas frente al respeto que debemos tener con aquello que nos regala vida todos los días, el medio ambiente, es la pieza clave para llevarle este tipo de mensajes al mundo.

Doctor Krápula, una de las bandas musicales colombianas que se preocupa por enviar mensajes en sus canciones, con respecto a la preservación del ambiente, es la cabeza del gran evento, Viva el planeta, un concierto musical que tiene como fin hacer un llamado a toda la sociedad para que cuide y respete la naturaleza.

¡Viva el planeta!Viva el planeta, no solo contaba con el show musical que brindarían las agrupaciones: Nawal, Perquerama, Eljuri, Nepentes, Juan Galeano, Puerto Candelaria y por supuesto, Doctor Krápula; sino que también, contaría con un espectáculo deportivo, pues el IDRD (Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte) quería exhibir una muestra de deportes urbanos y nuevas tendencias, para que el concierto también se apreciara de manera sana, deportiva y divertida.

El Palacio de los Deportes, un lugar no muy amplio pero preciso para este concierto, sería el anfitrión para abrir sus puertas a un mundo diferente para las personas.

Eran alrededor de las 2:50 p.m. del 18 de mayo de 2012, un día opaco, lluvioso y frio. Las puertas estaban abiertas solo para personas con entrada VIP, pese a que se trataba de un concierto con entrada libre. Allí me encontraba yo, en exclusiva. Sillas cómodas y con la posibilidad de apreciar de cerca tanto el espectáculo deportivo, como el concierto de cada artista.

Primero ensayaban los deportistas, unos en tabla, otros en bicicleta, algunos en patines y un buen grupo de hombres innovaban con el Parkour. Lo sorprendente no solo era las piruetas que hacían, sino que en este espacio donde se consideraba que los hombres eran los únicos que podían hacer este tipo de cosas, también contaba con la presencia femenina, y no hablamos de cualquier clase de mujeres, sino de chicas preparadas y expertas, conocedoras del tema y con habilidades sorprendentes.

¡Viva el planeta!El show musical comenzó a las 3:15 p.m., cuando el bombo de la batería, los acordes de la guitarra eléctrica, las deliciosas notas del bajo y la voz del vocalista de Nawal, la banda de reggae dub colombiana, comenzaron a sonar, convirtiéndose en los anfitriones y los teloneros del festival.

Cada artista permanecía en tarima alrededor de una hora, luego se procedía a un corto ensayo de la siguiente banda que tocaría.

Mientras los artistas cantaban, los skaters, los bikers y todos los deportistas, entregaban lo mejor de ellos para recibir del público los aplausos y hasta los gritos de apoyo.

El Palacio de los Deportes estaba lleno, y aunque los grupos musicales que entraban en tarima eran buenos, era evidente que muchos no tenían ni la más remota idea de quiénes era Nawal, Puerto Candelaria, Nepentes o Eljuri, pero se quedaron hasta el último instante, porque lo que deseaban los asistentes, era ver al creador del festival, a la banda que "Bombea" de energía nuestros corazones, a los que desean un mundo mejor sin tanta contaminación, aquellos que titularon su nuevo álbum igual que el festival ¡Viva el planeta!: Doctor Krapula.

¡Viva el planeta!Sin embargo, la espera fue un poco larga pues hasta las 9:25 p.m., los gritos de mujeres y hombres cobraron fuerza, las luces iluminaban más fuerte, los corazones latían más rápido, las manos del público se veían levantadas y quienes estaban sentados abandonaron sus sillas para recibir con toda la buena energía a quienes estaban

subiendo a la tarima poco a poco, se trataba nada más y nada menos que de Doctor Krápula.

Hasta ese momento fue en el que se pudo ver en verdad por quiénes iban las personas. El ánimo creció indescriptiblemente. El flash de las cámaras aumentaba cada vez más. La tierra tembló por los brincos y la energía de los asistentes. La gente cantaba todas y cada una de las canciones que tocaba Krápula.

Presentes con el sonido de la gente y generando conciencia, lanzaron su nueva producción Viva el planeta. Los bogotanos enloquecieron con su música llenaron de buena energía y mensajes positivos el festival, y de esta manera el show cerró con la banda más esperada. Todos unidos con una sola voz, clamando ¡Viva el Planeta!